Arte Indígena

Desde ese punto de vista, el arte indígena es una de las formas esenciales de transmisión de la cultura, así como un medio de mportancia crucial para que un grupo humano se identifique a sí mismo y se preserve en el tiem o frente a otros grupos. OF8 Swap pase La imposición de cul as la colonización produ en m los pueblos indígena sus manifestaciones os I ‘s de culturación de ción radical de s se produjeron verdaderos casos de sincretismo o eclecticismo cultural y artístico.

De ambas posibilidades se nutren las formas artísticas del denominado arte colonial en sus distintas variantes locales y temporales. Aunque el uso de la expresión «arte indígena» suele limitarse a las artes plásticas (inseparablemente unidas a la artesanía o artes ecorativas, en culturas que no distinguen artes mayores de artes menores), también la música y la danza son vehículos de expresión artística de extraordinaria importancia para estas culturas, del mismo modo que la literatura, en la gran Swige to vlew next page mayoría de los casos en su vertiente oral (mitos de origen, leyendas, cuentos).

Todos estos artes, en el arte indígena, suelen estar desprovistos de toda pretensión de originalidad, representando la continuidad de una tradición de forma idéntica a la imagen que cogen los estudiosos de la época romántica en Europa se hacían el folclore o cultura popular de sus naciones, ya por entonces abocadas a la transformación en sociedades industriales. Se ha intentado el establecimiento de paralelismos o la identificación de elementos similares al arte indígena en ciertas manifestaciones artísticas relativamente recientes surgidas en el seno de la cultura occidental, particularmente en los estilos musicales que surgen a partir de la incorporación de influencias de grupos marginados, como el flamenco o el jazz (gitanos y afroamericanos respectivamente) 1. – EXPRESIONES PLÁSTICAS. Al tratar de las expresiones plásticas de nuestros aborígenes, es ecesario aclarar que, para los indígenas, todo está vinculado a su propia cultura.

Esta cultura ha sido condicionada por el medio ambiente, sus necesidades económicas, creencias, ritos y formas de vida. Se debe, pues, respetar esa particularidad de las manifestaciones artísticas: éstas dependen de otros aspectos culturales occidentales y debemos valorarlos en su contenido funcional, práctico, mágico – religioso, ideológico, simbólico, ceremonial o festivo. 2. – CERÁMICA Y ESCULTURA En las expresiones plásticas aborígenes de Venezuela, la que ofrece mayor cantidad, val s la cerámica. También se dice que el material más e los arqueólogos vene valor y calidad es la cerámica.

También se dice que el material más estudiado por los arqueólogos venezolanos y extranjeros es la cerámica. En las excavaciones de los diferentes yacimientos, se han encontrado piezas inmunes; y los hallazgos de caño de oso (Llanos de Barinas), dicen que la cerámica policroma encontrada al», es la más antigua en centro y Sudamérica (más de 1. 000 años En la actualidad, los arqueólogos siguen haciendo excavaciones para encontrar restos de cerámica, la cual se dice, tienen mucho tiempo de antigüedad. A. – Variedad

Para el estudio de la cerámica, lo vamos a dividir en dos partes: Los recipientes y las figuras o piezas antropomorfas y zoomorfas. Tipos y forma Ya que los recipientes son de muchos tipos, se identifican globalmente con nombres genéricos: A la mayoría se le dicen vasijas. A otras bol Vasos Botellas Fuentes. Cada cerámica presenta unas «formas» muy variadas, tales como: Global Semi – esférica Con asas o sin asas Con uno o dos vertederos Con tres o cuatro patas (tripoides, retrópodos) Con diversas bases, bordes, cuellos y tamaños. B. Ornamentación Los sistemas de ornamentación también son variados, y son: Modelada Aplicada En relieve 3 puntos. La superficie puede ser lisa o rugosa sin pulir. El color: o el propio de la arcilla o del barro, o también el determinado por el engobe. (Engobees una capa superficial de mezclilla de arcilla fina, disuelta con el agua aplicada a la superficie). este le da un colorido blanco, beige o marrón claro. D. – Figuras antropomorfas y zoomorfas «Antropomorfas»: son figuras que presentan mujeres y hombres. La mayoría de las figuras masculinas, son representadas de ple o sentadas.

Las mujeres están de pie con las rodillas dobladas hacia atrás. «Zoomorfas»: se refiere a la fauna regional. Los animales más comunes son: Jaguares Monos Cachicamos Chigüires Caimanes Serpientes Ranas Murciélagos Diferentes aves Caracoles. En una figura femenina cuyo nombre de «Venus» se aplicó por asociación a las llamadas irónicamente «Venus del Paleolítico». El calificativo de «Tacarigua» corresponde al hecho de que se encontró -por el Dr. Antonio Requena hacia 1. 930-en excavaciones del lago de valencia, cuyo nombre indígena es Tacarigua.

Una mujer importante llevando una gran máscara ceremonial en una danza ritual. Según otros, una mujer con una anormalidad craneana artificial de tipo frontal. La estatuilla es de arcilla modelada. La cabeza rectangular como una canoa y cuerpo pequeño. 3. – ARQUITECTURA ánicas y las actuales o hay Entre las viviendas venezol 4DF8 cambios sustanciales. Han as caracter[sticas técnicas únicos que emplearon la piedra como material de construcción. Se conservan restos de muros, andenes para cultivos, recintos, tal vez de carácter defensivo y caminos de piedra.

La planta de la casa era rectangular. Las paredes eran de piedra hasta el techo; a solo un basamento de piedras de un metro de altura y las paredes de bahareque. El techo, a 2 aguas y con gran nclinación; una sola puerta y sin ventanas. 3. Las casas palaffticas A la cultura de los primitivos guajiros pertenecía el tipo de vivienda palafitica construida sobre maderos enclavados dentro del agua, a la entrada del lago de Maracaibo. En la actualidad, tanto los paraujanos de la Laguna de Sinamaica (Edo. Zulia) como los waraos del delta del Orinoco, aún viven en palafitos.

Los waraos llaman «yanoko» a su vivienda. Los troncos que sirven de pilote y la estructura, son de una madera llamada «cachicamo». C. – El Bohío de los Bari Estos indígenas construían viviendas multifamiliares de gran amaño, con capacidad para 100 personas. Eran de planta ovalada, de forma alargada, con el techo de palma real hasta el suelo. De estas viviendas ya no queda ninguna en el territorio venezolano. D. – La Churuata Yekuana Los yekuana construyen grandes casas comunales que alojan a varias familias extendidas (miembros de 3 generaciones) hasta 120 personas.

En la churuata yekuana, el techo simboliza la bóveda del cielo, y el poste central, el eje del mundo en torno al cual gira la bóveda celeste. E. – La churuata piaroa El techo es de forma cónica, y remata en una especie de elegante cúpula puntiaguda. A diferencia de la churuata yekuana, el techo llega hast 5 especie de elegante cúpula puntiaguda. A diferencia de la churuata yekuana, el techo llega hasta el suelo. (sin paredes). El elemento simbólico principal es el alto palo central, que representa la unión del cielo con la madre tierra.

F. El shapono yanomami Esta vivienda, aunque parece una gran construcción, de forma más o menos circular, está constituida por varias construcciones con techo de una sola vertiente, unidas unas a otras hasta cerrar el circulo alrededor de una gran espacio central abierto. El shapono habitado representa, simbólicamente, un gran hapono superior donde viven los «hekuras» (espíritus). PINTURA Otra manifestación plástica de nuestra cultura indígena son las pinturas rupestres, también llamadas «pictografía».

Las pinturas representadas son antropomorfas, zoomorfas y geométricas, de líneas sencillas, de un solo trazo o compuesta de varios trazos paralelos. La mayoría presenta un solo color. Las figuras están aisladas o desconectadas entre sí. Solo se han identificado dos conjuntos que parecen ser escenas de cacería. Los yacimientos con mayor cantidad y variedad de pinturas rupestres son: «La Cueva del Elefante» en el Edo. Bolívar, «La Cueva de la Virgen» en el Edo. Aragua y entre otros, está «La Gruta del Corral Viejo» A.

La Cueva del Elefante Recibe ese nombre porque está cerca de una gran piedra (de 60 a 80 metros de altura) la cual tiene forma de elefante. Las pictografías se hallan en una pared, de 40 mts. de largo por 3 mts. de ancho, la cual se ilumina solo una vez al día, a la caída del sol. Está compuesta por figuras antropomorfas (incompletas) y zoomorfas (muy esti calda del sol. Está compuesta por figuras antropomorfas (incompletas) y zoomorfas (muy estilizadas), junto a signos bstractos, como círculos concéntricos, impresiones de manos y representaciones de objetos utilitarios como armas y cestas.

B. La Cueva de la Virgen La muralla de piedra (fuera de la cueva) es de 10 mts. de alto por 31 mts. de ancho, y está cubierto con unas 80 figuras de color rojo, pintadas con almagre u óxido de hierro, y otras 20 figuras grabadas (petroglifos). 5. – ATAVIOS CORPORALES Coronas de Plumas: Los cronistas, misioneros y expedicionarios escribieron sobre los vistosos penachos de plumas de variados colores, cuyo uso como adorno, observaron en los indígenas. Otras coronas tienen pluma de gavilán o de guacamaya ispuestas en los bordes de rayos: estas eran propias de los shamanes o capitanes.

Collares: Además de los descritos por los cronistas y misioneros, se han encontrado diversos collares entre el material arqueológico de las tumbas indígenas. Estaban fabricados con perlas, oro, conchas marinas, huesos y piedras semi preciosas, tales como la malaquita, el jaspe o la serpentina. Los indígenas actuales tamben fabrican collares así, pero las cuentas preferidas por nuestros indígenas son las mostacillas de diversos colores, si bien este material de vidrio no pertenece a sus tradiciones. Adorno y pintura facial: Algunos indígenas se pintaban los párpados, los dientes y el cuerpo con onoto y jagua.

Actualmente, los indígenas que más se esmeran en adornarse son los Yanomamis. El arte de la pintura en los indígenas representa un simbolismo especial relacionado con s s an pintura en los indígenas representa un simbolismo especial relacionado con sus costumbres ancestrales y mitos. Mitos y religión: Algunos indígenas eran monoteístas (creen en un solo Dios) y otros eran politeístas (creen en varios dioses). Tenían muchos dioses, tales como: El Sol y la Luna El Río de los Deseos La Lluvia Los Truenos y Relámpagos, etc.