Biografia de Homero

Biografia de Homero ¿Quien fue Homero? Homero fue un poeta de la Antigua Grecia que nacio y vivio en el siglo VIII a. C. Es autor de dos de las principales obras de la antiguedad: Los poemas epicos La ‘liada y La Odisea. La vida de Homero es una mezcla de leyenda y realidad. De acuerdo con la tradicion, Homero era ciego y pudo haber nacido en cualquier localidad de la Antigua Grecia: Esmirna, Colofon, Atenas, Quios, Rodas, Argos, Itaca o Salamina. nombre: Homero. Fecha de Nacimiento: Alrededor del Siglo VIII antes de Cristo.

Lugar de nacimiento: Grecia anti ua_ Ocupación: Rapsoda Vida: En los escritos Homero se mezclan Se dice que era ciego mencionan también 9 Svipe nextp te de la vida de embargo, se cia a lugares como Atenas, Rodas, Itaca, Salamina, etc. El nombre Homero procede de la palabra homeros que significa rehén. Se cuenta que Homero podría pertenecer a un grupo de poetas que eran descendientes de prisioneros de guerra. En la Grecia clásica no se conocía ni existía ningún dato biográfico sobre Homero y se barajaban diferentes historias sin mucha base real.

El único dato que suele admitirse de manera común es que procedía de Asia Menor, de la zona colonial jónica. Respecto a la fecha de su fallecimiento, desde el siglo V a. C. existe la tradición de que pudo ser en la isla de los. Obra: Las obras atribuidas a Homero son La Ilíada y La Odisea. La Ilíada es el poema escrito más antiguo de la escritura occidental, es una epopeya que narra la cólera de Aquiles, hijo del rey Peleo, las consecuencias y la reconciliación, al final, con Príamo, padre de su fallecido enemigo Héctor.

La Odisea es un poema épico que consta de veinticuatro cantos. Relata la vuelta a casa, Itaca, del héroe Odiseo (en latín Ulises) al finalizar la guerra de roya. Un viaje de veinte años de duración, lagado de aventuras. Ulises era rey de Itaca y allí le esperaban su esposa Penélope y su hijo Telémaco. Tiene dos poemas epicos: La Iliada, que narra el ultimo año de la guerra de troya, y la Odisea, que narra la travesia y las aventuras de ulises para llegar a su reino en Itaca U n poema de comedia: Batracomiaquia (la batalla de un dia entre ratones y ranas).

Y se le atribuyen varios Himnos a los dioses olimpicos, aunque estos no han sido autentificados. CANTO Se pide desde el principio a la musa que mande el canto de las desgracias alcanzadas por la Ira de Aquiles (1-7). Llega a la samblea de los argivos, Crises, sacerdote de Apolo para rescatar a su hija, hecha cautiva hacía poco en la guerra y por honor entregada a Agamenón (8-21). Apolo mandó sobre el ejército una terrible epidemia por haber sido rechazado Ignominiosamente su sacerdote (22-52).

Aquiles hace una asamblea, para aplacar al dios, en la que el adivino Calcas pregona que ellos debían liberar a su hija Briseida de tan terrible disputa y no rehusa entregarle su hija ciertamente a Crises, pero le arrebata Briseida de tan terrible disputa y no rehusa entregarle su hija ciertamente a Crises, pero le arrebata a Aquiles a Briseida a quien abía sido concedida como premio a su valor. Se apodera de Briseida aunque Néstor se opone (130-31 1 y 318-347). Enardecido por esta ofensa, decide el firme joven separarse de la guerra con los mirmidones, sus soldados.

Su madre Tetis reafirma su propósito y promete venganza al suplicante (348-427). Mientras tanto el ejército ofrece sacrificios expiatorios y son ofrecidos a Apolo (312-317). Entonces se hace retirar a Crises a su casa Junto con las víctimas propiciatorias, por quienes es expiado el crimen siendo sacrificadas (428487), puesto que se había presentado Tetis en el Olimpo ocultamente, favoreció con la victoria a los royanos, mientras los aqueos no dieran una satisfacción a Aquiles (488-533).

Hera, enemiga de los troyanos ataca estas determinaciones clandestinas y riñe con Zeus en la cena (534-567). Por esta causa se entristece toda la asamblea de los dioses, a quienes Hefesto hace volver finalmente a la tranquilidad y alegría (568-611). CANTO II Zeus-quien habría de vengar la injuria inferida a Aquiles-, le envió un sueño a Agamenón para incitarlo a realizar la batalla con la esperanza de la victoria (1-40). Al amanecer, Agamenón manifestó lo comunicado en el sueño y su propia decisión a los jefes de os argivos; reunió al poco una asamblea de todos (41-100).

Le agradaba para probar la fe del pueblo, del que desconfiaba, fingir la determinación de retornar a la patria: habiendo oído es sq pueblo, del que desconfiaba, fingir la determinación de retornar a la patria: habiendo oído esto la multitud comenzó enseguida, cansada ya por la guerra, a sublevarse y a preparar la navegación (101-154). Odiseo reprimió la rendición de común acuerdo y por consejo de Atenea se valió de súplicas, amenazas y oprobios para que volvieran de este modo a la asamblea (155-210).

A Tersites, aquel hombre torpe y malhablado que no cesaba de urgir la etirada, lo castigó con mayor severidad para escarmiento de los demás (211-277). Asi cohibido el populacho se doblegó por fin a dejarse persuadir por los excelentes discursos de Odiseo y de Néstor quienes renovaron las antiguas promesas y se valieron de estas ostentaciones para que los aqueos tuvieran confianza en el combate; el mismo Agamenón ordenó el combate y llenó del ardor de la pelea el ánimo de todos (287-393).

Ya se anima el ejército; los primeros, sacrificadas ya las mayores víctimas, se sientan al convite delante de Agamenón; los demás toman sus alimentos por diversas partes y of recen sacrificios, y cada pueblo, nstruido por sus jefes marcha a la batalla (394-484). Se inserta en este lugar el cuidadoso catálogo de las naves, pueblos, jefes, que habían seguido a Agamenón a la guerra de Troya (485-785). También los troyanos, descubrieron lo que tramaban los aqueos, marchan al campo bajo el mando de Héctor junto con sus aliados, de los que se añade una breve reseña (786-877).

Canto III: Los juramentos y Helena en la muralla El jefe de las tropas troyanas, Héctor, increpa a su herma juramentos y Helena en la muralla El jefe de las tropas troyanas, Héctor, increpa a su hermano Paris por esconderse ante la presencia de Menelao. Ante ello, Paris decide desafiar a Menelao en combate singular. Helena, el rey Príamo y otros nobles troyanos observan la batalla desde la muralla, donde Helena presenta a algunos de los jefes aqueos (teichoscopía).

La batalla se detiene para la celebración del duelo singular, con la promesa de que el vencedor se quedaría con Helena y sus tesoros. Menelao está a punto de matar a Paris pero éste es salvado por Afrodita, y es enviado junto a Helena. Canto IV: Violación de los juramentos y revista de las tropas Tras una pequeña asamblea de los dioses, éstos deciden que se reanuden las hostilidades, por lo que Atenea, disfrazada, incita a

Pándaro para que rompa la tregua lanzando una flecha que hiere a Menelao y tras la arenga de Agamenón a sus tropas, se reanuda la lucha, en la que Ares y Apolo por una parte y Atenea, Hera y otras divinidades, ayudan respectivamente a los troyanos y a los aqueos. Canto V: Principalia de Diómedes Entre los aqueos destaca en la batalla Diomedes, asistido por Atenea, que está a punto de matar a Eneas, y llega a herir a Afrodita. Mientras, Ares y Héctor comandan a las tropas troyanas y también destaca Sarpedón, caudillo de los licios, que mata entre otros al rey de Rodas, Tlepólemo.

Luego Diomedes, amparado uevamente por Atenea, hiere a Ares. Canto VI: Coloquio de Héctor y Andrómaca Ante el empuje de los aqueos, Héleno, también hijo de Príamo y adivino, insta Héctor y Andrómaca adivino, insta a Héctor a que regrese a Troya para encargar a las mujeres troyanas que realicen ofrendas en el templo de Atenea. Mientras en la batalla Diomedes y el licio Glauco reconocen sus lazos de hospitalidad y se intercambian las armas amistosamente. Héctor, tras realizar el encargo de su hermano Héleno, va en busca de Paris para increparle para que regrese a la batalla y se despide de su esposa Andrómaca.

Canto VII: Combate singular de Héctor y Áyax Tras el debate entre Atenea y Apolo, interpretado por Héleno, Héctor desafía en duelo singular a cualquier aqueo destacado. Los principales jefes aqueos, arengados por Néstor, aceptan el desafío y tras echarlo a suertes, Áyax HYPERLINK » https://es. wikipedia. org/wiki/%C3%81yax_Telamonio»Telamonio es el elegido. El duelo singular tiene lugar pero la llegada de la noche pone fin a la lucha entre ambos y se intercambian regalos (don y contra-don).

Héctor entrega una espada (con la que Áyax luego se suicidaría) y Áyax un cinturón púrpura. Néstor insta los aqueos a construir una muralla y una fosa que defienda su campamento. Los troyanos en asamblea debaten si deben entregar a Helena y su tesoro (postura defendida por Anténor), o sólo su tesoro (postura defendida por Paris). Príamo ordena que se traslade a los aqueos la propuesta de Paris. La propuesta es rotundamente rechazada, pero se acuerda una tregua para incinerar los cadáveres.

Canto VIII: Batalla interrumpida Zeus ordena al resto de los diose para incinerar los cadáveres. Zeus ordena al resto de los dioses que se abstengan de intervenir en la contienda. Los troyanos, animados por Zeus, avanzan en la atalla y hacen retroceder a los aqueos. Por parte de los aqueos Teucro causa graves daños en las filas troyanas con sus flechas. Atenea y Hera tratan de ayudar a los aqueos pero Iris les envía la orden de Zeus de que no intervengan. Al llegar la noche los troyanos acampan cerca del campamento aqueo.

Canto IX: Embajada a Aquiles Fénix, Áyax Telamonio, Odiseo y dos heraldos son enviados como embajada, por consejo de Néstor, donde dan a Aquiles disculpas por parte de Agamenón (ofreciéndole regalos, la devolución de Briseida y a cualquiera de sus hijas como esposa) y le suplican ue regrese a la lucha, pero éste se niega a pesar del consejo de Fénix. Canto X: Gesta de Dolón Diomedes y Odiseo, nuevamente por consejo de Néstor, realizan una misión de espionaje nocturna, en la que matan al troyano Dolón, que igualmente había sido enviado en misión de espionaje por Héctor.

Luego, con la información conseguida a través de Dolón, asesinan a soldados tracios y a su rey Reso mientras duermen y se llevan sus caballos. Canto XI: Gesta de Agamenón Amanece, se reanuda la batalla y los aqueos empiezan llevando la iniciativa. Destaca entre ellos Agamenón, hasta que resulta erido por Coón y debe retirarse. Entonces toman la iniciativa los troyanos. Los aqueos contraatacan pero Diomedes, Eurípilo y el médico Macaón son heridos por flechas de Paris. Mientras 7 sq contraatacan pero Diomedes, Eurípilo y el médico Macaón son heridos por flechas de Paris.

Mientras el troyano Soco muere a manos de Odiseo, pero consigue herirle, Patroclo es enviado por Aquiles a la tienda de Néstor para enterarse de las noticias de la batalla. Canto XII: Combate en la muralla Los troyanos, siguiendo primero los consejos de Polidamante, atraviesan el foso previo al muro de los aqueos pero luego esoyen su consejo de no asaltar el muro. El licio Sarpedón abre una brecha en el muro que es atravesado por las tropas troyanas con Héctor a la cabeza, a pesar de la resistencia de Áyax y Teucro.

Canto XIII: Batalla junto a las naves Poseidón se indigna al ver el favoritismo de Zeus hacia los Troyanos y toma la forma de Calcas para animar a los Aqueos. Se desata un combate en el que Poseidón ayuda a los Aqueos y Zeus a los Troyanos. Poseidón acude a la batalla para animar a los aqueos a resistir las cargas de los troyanos. Entre los aqueos se destaca Idomeneo, rey de Creta. Héleno y Deífobo deben etirarse tras ser heridos por Menelao y Meríones. Pero Héctor prosigue en su avance hasta que se le opone Áyax.

Canto XIV: Engaño de Zeus Véase también: Engaño de Zeus Hera concibe un plan para engañar a Zeus y con ayuda del cinturón de Afrodita seduce a Zeus y con la de Hipnos lo hace dormir. Después encarga a Poseidón que intervenga en favor de los aqueos. Áyax Telamonio hiere de gravedad a Héctor, que es retirado del combate por sus compañeros y llevado cerca a la ciudad. A pesar de la resistencia de Polidamante y su herm compañeros y llevado cerca a la ciudad. A pesar de la resistencia e Polidamante y su hermano Acamante, los aqueos toman una breve iniciativa en la batalla.

Canto XV: Nueva ofensiva desde las naves Zeus descubre el engaño del que ha sido objeto y ordena a Poseidón a través de Iris que deje de ayudar a los aqueos. Luego insta a Apolo a que infunda nuevas fuerzas a los troyanos. Ares tiene el propósito de ir a combatir al lado de los aqueos para vengar la muerte de su hijo Ascálafo pero Atenea le advierte que será objeto de la ira de Zeus. Héctor recobra las fuerzas y los troyanos llegan combatiendo hasta las naves de los aqueos. ncluso Áyax Telamonio tiene que retroceder. Canto XVI: Gesta de Patroclo Héctor logra prender fuego a una de las naves de los aqueos.

Patroclo pide permiso a Aquiles para tomar sus armas y repeler el ataque y al mando de los Mirmidones, hace huir a los troyanos, que creen que en realidad se trata de Aquiles. Mata entre otros a Sarpedón, rey de Licia e hijo de Zeus. pero Apolo acude en ayuda de los troyanos y golpea a Patroclo, que después es herido por Euforbo y rematado por Héctor. Canto XVII: Gesta de Menelao Menelao consigue matar a Euforbo y defiende el cuerpo sin vida de Patroclo, en torno al cual se entabla un duro combate. Los royanos lo hacen retroceder y Héctor despoja a Patroclo de sus armas.

Después acuden refuerzos aqueos al combate y consiguen llevar su cuerpo a las naves. Canto XVIII: Fabricación de armas Tetis entrega a Aquiles la armadura fabricada por Hefesto. Hidria ática de figuras ne de armas ática de figuras negras, ca. 575-550 a. C. Antíloco da a Aquiles la noticia de la muerte de su amigo Patroclo, y éste decide volver a la lucha para vengarse de la muerte de su amigo. Cae la noche y los troyanos se reúnen. Polidamante es partidario de ir a Troya a refugiarse tras sus muros pero prevalece a opinión de Héctor de seguir peleando en campo abierto.

La nereida Tetis consigue que Hefesto fabrique armas nuevas para su hijo Aquiles. Canto XIX: Aquiles depone la ira Aquiles se reconcilia con Agamenón. Éste le devuelve a Briseida junto con varios regalos, además de hacer un juramento de que nunca estuvo con Briseida como es costumbre entre hombres y mujeres. Canto XX: Combate de los dioses Zeus da permiso al resto de los dioses para que intervengan en la batalla y ayuden a quien prefieran. Aquiles inicia un furioso ataque en el cual lucha con Eneas, el cual finalmente es salvado or Poseidón.

Mata a Polidoro, hijo de Príamo y se le enfrenta Héctor, pero Atenea ayuda a Aquiles y Apolo aleja a Héctor del combate. Canto XXI: Batalla junto al río Aquiles mata, entre otros, a Licaón, hijo de Príamo y a Asteropeo, que consigue herirlo levemente. El dios del río Escamandro lo rodea con sus aguas y está a punto de ahogarlo, pero Hera acude a su hijo Hefesto para que aleje las aguas del rio con las llamas. El resto de los dioses pelean entre ellos, unos a favor de los aqueos y otros al de los troyanos. El rey Príamo ordena abrir las puertas de Troya para que 0 DF 59