EL DESALETEO

EL DESALETEO: En los últimos tiempos, varios estudios han estimado que cada año son capturados hasta 73 MILLONES de tiburones, solamente para el COMERCIO DE ALETAS, aunque es muy difícil recabar números precisos. Con una población cada vez mayor y más rica, especialmente en Asia oriental, donde la sopa de aleta de tiburón se considera un manjar, la pesca de tiburones es cada vez más intensa. Pero también lo son los esfuerzos por disminuir esta práctica. Los tiburones tienen características biológicas particulares que los vuelven extremadamente vulnerables a la pesca excesiva.

Por ejemplo, tienen una baja reproducción, ientras que otros peces pueden poner cientos de miles de huevos. Y también tienen embarazos muy prolongados. La mielga (Squalus acanthias), una de las es ecies a listar en la CITES, tiene el periodo de gestaci r vertebrado: 24 4 Swip next pase meses. Ese pez pued ivir , . madurez sexual has Aletas: Aunque la carne de ti no alcanzar la adas. levados precios, la parte más valiosa de un tiburón son siempre sus aletas. Son el ingrediente principal de la sopa de aleta de tiburón, un manjar tradicional chino que se ha vuelto cada vez más popular.

Se han vendido juegos de aletas de tiburón en más de 700 dólares stadounidenses el kilo, y se estima que el comercio global aumenta 5% cada año (Clarke et al. 2005). Al inicio las aletas se vendían en juegos completos (todas las aletas de un tiburón), pero el merca Swipe to kdew next page K0MaHAa I ecwposawe OKHO Cnpa3Ka mercado ha madurado y hoy se maneja un sistema de clasificación más complejo que considera la posición de las aletas y su calidad (Clarke et al. 2005).

Las aletas se clasifican según la densidad de ceratotrichia, las suaves fibras de colágeno y elastina que se llaman comúnmente «rayos» o «agujas» de aleta. Esencialmente insípidas pero gelatinosas, las agujas de leta cocinadas parecen fideos de arroz (Rose 1996). Las aletas «blancas» suelen tener numerosas agujas, considerándose por ello de mejor calidad y más apreciadas en el mercado. Es importante notar que este nombre vernáculo no implica que las aletas sean de tiburón blanco Carcharodon carcharias. Las aletas con menos agujas son de segunda clase, llamada «aleta negra».

Las aletas de apariencia y calidad similares se agrupan, sin importar su afinidad taxonomica (Clarke 2003, en McDavitt 2006). De hecho, quienes compran y venden aleta de tiburón distinguen entre 30 y 45 tipos distintos de aletas que producen rayos utilizables, pero cada uno uede proceder de múltiples especies y no hay un sistema claro de nomenclatura para identificar la especie a que pertenecen ciertas aletas (Vannuccini 1999). Estudios de mercado de las tres décadas anteriores reflejan resultados diferentes en cuanto a las especies preferidas por sus aletas, sobre todo debido a diferencias regionales.

El pez guitarra Rhynchobatus djiddensis tiene las aletas más caras del mundo: a los pescadores indonesios se les paga el kilo a 90 dólares estadounidenses (Rose 1996). La mayoría de los estudios, Sin embargo, incluyen entre las especies mas aprecl (Rose 1996). La mayoría de los estudios, sin embargo, incluyen entre las especies más apreciadas a las cornudas Sphyrna spp. , y consideran las aletas de tintorera Prionaceglauca y marrajo dientuso Isurus spp. importantes para el comercio, aunque no siempre sean las de mejor calidad.

Otras especies de tiburón del Atlántico noreste apreciadas por sus aletas son el cazón Galeorhinus galeus y el tiburón peregrino Cetorhinus maximus:una sola aleta de éste último se vendió por casi 10. 000 dólares estadounidenses (CITES CoP12 Propuesta 36). Las aletas de cazón Squalus spp. suelen considerarse de baja calidad, pero an formado parte importante del comercio de aletas de tiburón (Clarke etal. 2005). Las aletas son un subproducto de varias pesquerías dirigidas a obtener carne de tiburón para consumo humano, y las de tiburones de profundidad (para obtener carne y aceite).

Por otra parte, la carne es un subproducto de algunas pesquerías de tiburón movidas por el alto valor de las aletas en el comercio Internacional. Al disminuir el rendimiento de otras pesquerías (principalmente de teleósteos e invertebrados), la demanda de carne de tiburón aumenta, convirtiéndose en la razón de ser de varias pesquerías de tiburón. Las pesquerías rtesanales de todo el mundo producen y exportan las aletas secas que obtienen de sus capturas de tiburón.

Sin embargo, estas pesquerías suelen utilizar todo el cuerpo del tiburón y obtienen una gran variedad de productos, que generalmente se venden en los mercados nacionales. dgdg En China, primer consumidor de aletas de tiburón, el gobierno se ha sumado a la 14 nacionales. En China, primer consumidor de aletas de tiburón, el gobierno se ha sumado a la batalla. En 2012, el Partido Comunista anunció que las aletas, sopas de nidos de golondrina y otras exquisiteces a base de animales salvajes, estarían prohibidos en las cenas ficiales para dar ejemplo en materia de protección de las especies en peligro.

De todas formas, la ambiciosa campaña ha puesto fin a los suntuosos banquetes organizados a todos los niveles de la administración. Al mismo tiempo, la ONG WildAid ha lanzado una campaña dirigida a los consumidores: «Si dejan de comprar, las matanzas se acabarán». Según la ONG, la demanda ha caído desde entonces. En Cantón, la capital industrial de las aletas, la caída de las ventas ha sido drástica. El precio al público ha caído en la ciudad un 57% de media y un 47% al por mayor, según un estudio de WildAid difundido este mes.

Historia y significado cultural de la sopa de aleta de tiburón Los historiadores culinarios afirman que la sopa de aleta de tiburón se convirtió en un manjar chino por primera vez cuando fue sen,’ida en la mesa de un emperador de la dinastía Ming, en torno al año 1400. En China, y un puñado de otros países asiáticos, las aletas de tiburón han sido consideradas como un tónico panacea, afrodisíaco, y el arma en la batalla contra el envejecimiento.

Una vez, fue un manjar sólo para la élite rica, en la actualidad, la clase media emergente de China ha llevado a un aumento de la popularidad y la demanda de este plato. La demanda también ha aumentado en los países donde un gran número de chinos han emigrad La demanda también ha aumentado en los países donde un gran número de chinos han emigrado. El consumo de alimentos de alto valor, tales como aletas de tiburón, nido de pájaro, garra de oso, y los pepinos de mar funcionan en la cultura china como una demostración de la propia condición social.

Debido al crecimiento económico extremo en Hong Kong (19705-19805) y en China (1990-2000s) la demanda de aletas de tiburón aumentó, al mismo tiempo que la gente quería reflejar su éxito financiero. Se sirve radicionalmente en las bodas y en todo el Año Nuevo Chino. Dado que el matrimonio se percibe como algo trascendental, una ocasión única en la vida, se espera que la porción de sopa de aleta de tiburón haga el matrimonio feliz y próspero. No sólo representa riqueza, el plato Sirve para sustentar las normas tradicionales de la sociedad china.

Los huéspedes también se sentirán engañados si aleta de tiburón no está presente, porque ya han dado un regalo de boda (generalmente dinero). Por lo tanto, el banquete es «una muestra de respeto reciproco entre la pareja y los procesadores de aletas de tiburón ctuales predicen que, a medida que aumenta la presión del medio ambiente, el beneficio de la industria disminuye. Los grupos ambientalistas y organizaciones no gubernamentales están educando a los jóvenes de Hong Kong sobre las consecuencias de la industria de aleta de tiburón y los disuaden de su consumo.

La próxima generación se verá obligada a decidir entre priorizar los valores de la biodiversidad o los valores culturales. ¿Las nuevas prohibiciones de aletas de tiburón valores de la biodiversidad o los valores culturales. ¿Las nuevas prohibiciones de aletas de tiburón son iscriminatorias contra las comunidades asiáticas? ‘Las actividades colectivas de consumo de aleta de tiburón, las relaciones y las redes empresariales están integrados a lo largo de la identidad china, históricamente construida social y culturalmente. Ha surgido un contragolpe de la comunidad asiática debido a las nuevas prohibiciones de aleta de tiburón. Muchos dicen que la comunidad china está siendo injustamente señalada. Los miembros prominentes de la comunidad china sostienen que; todo un tiburón puede ser cosechado para bienes comerciales, pero la aleta no se puede tomar y debe ser desperdiciada de todos modos. Sl se prohíbe la clarificación de tiburón, la pesca de los tiburones debe ser totalmente ilegal, a fin de no discriminar a ningún grupo singular de personas.

Esta cuestión despierta debate sobre si la apreciación cultural o la biodiversidad y la conservación deben ser priorizadas. Tiburones: Muriendo por un Plato de Sopa Humane Society International Cada año, millones de tiburones sufren dolorosas muertes debido al cruel y derrochador comercio de aletas de tiburón. Ya sea por captura accidental, o intencional a causa de sus valiosas aletas, a estos animales se les cortan las aletas para después, con o sin ida, arrojarlos Inmediatamente de vuelta al agua.

La carne de tiburón tiene bajo valor comercial, así que los pescadores ahorran espacio en sus congeladores para otros pescados altamente valiosos y se deshacen de los tiburones una vez que los animal otros pescados altamente valiosos y se deshacen de los tiburones una vez que los animales han sido «aleteados». El agitado mercado de la sopa de aleta de tiburón, un plato tradicional en Asia oriental, es el motor de esta creciente práctica.

Pero el apetito por esta sopa está contribuyendo a la alarmante reducción de la mayoría de las especies grandes de tiburón en el ?ltimo medio siglo. Como superpredadores de los océanos, los tiburones juegan un rol primordial en el balance del ecosistema marino. Su sobreexplotación conduce al colapso de sus poblaciones lo que, sumado a la desaparición de otros grandes depredadores, conllevará graves consecuencias para muchas otras especies oceánicas. Los efectos de la sobreexplotación del tiburón ya se están viendo.

Reducción de Tiburones La Lista Roja de Especies de Tiburones del 2006 publicada por la World Conservation Union incluyó un total de 547 especies de tiburones y rayas. De estas, 110 especies se encuentran ya ea críticamente amenazadas (19), amenazadas, o vulnerables, mientras que otras g más enfrentan algún nivel de amenaza. Sin embargo, existen 205 especies de tiburones y rayas para las cuales no hay suficientes datos como para hacer una evaluación, y es probable que muchas de estas estén seriamente amenazadas.

Además, los efectos del comercio internacional insostenible de productos de algunas especies ha motivado a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) a incluir al gran tiburón blanco, al tiburón peregrino y al tiburón ballena en el Apéndice II, el cual impone estricciones al comerc tiburón peregrino y al tiburón ballena en el Apéndice II, el cual impone restricciones al comercio internacional de estas especies.

La Sopa de Aleta de Tiburón Aunque la aleta de tiburón no tiene sabor y tiene escaso valor nutricional, le brinda textura a la sopa, por no mencionar las cuantiosas ganancias a una industria que se estima en 500 millones de dólares al año. Las aletas se secan, se pelan, se hierven y algunas veces se blanquean, para después ser utilizadas en la sopa al agregársele pollo o pescado para darle sabor. Las aletas de algunas especies son consideradas más aliosas debido al largo y el grosor de las «agujas de aleta» que contienen.

Hasta los años 80, el consumo de sopa de aleta de tiburón fue desestimulado en China. Sin embargo, el gobierno chino suavizó su actitud hacia lo que había sido visto como un platillo elitista, y su consumo se disparó. China continental es ahora el mayor consumidor final de aleta de tiburón: el efecto sobre las poblaciones de tiburones ha sido desastroso. Un plato de sopa de aleta de tiburón se puede vender hasta por 100 dólares. A causa de su valor simbólico, el servir sopa de aleta de tiburón en funciones privadas es un modo de honrar a los uéspedes y mostrar el status y la riqueza.

La personas en China frecuentemente expresan la opinión de que nadie que presuma de ser buen anfitrión dejaría la sopa de aleta de tiburón fuera del menú, particularmente en bodas y otros importantes eventos sociales, por temor a quedar mal. Oro Blanco El comercio internacional de aleta de tiburón ha generado una industria altamente lucrativa e comercio Internacional de aleta de tiburón ha generado una industria altamente lucrativa en Asia oriental, donde muchos comerciantes de aleta de tiburón registran ganancias de muchos millones de dólares anualmente.

Datos globales de aduanas muestran que más de 100 países están involucrados en el comercio de aletas de tiburón, siendo la mayoría de estos exportadores. Los principales países consumidores son China continental, Hong Kong, Singapur, Taiwán, Malasia y Tailandia, pero grandes volúmenes de aletas de tiburón también son importados a los EE. UU. y la UE para proveer a las comunidades chinas locales.

El alto valor comercial de la aleta de tiburón ha generado violencia tipo mafia, donde un comerciante de aletas elimina a otro para alejar a los competidores de su «territorio». En lgunas partes del mundo, organizaciones de la mafia, como las Triadas Chinas, tienen control total del comercio. Actividad Ilegal Se han dado numerosas incautaciones de aletas de tiburón ilegales alrededor del mundo. En algunos casos, los tiburones fueron capturados en áreas donde la pesca de tiburón está prohibida.

En otros casos, las embarcaciones fueron detenidas en áreas donde el aleteo es ilegal y se determinó que llevaban solo aletas o una cantidad de cuerpos insuficiente para justificar el numero de aletas abordo; en otras palabras, los tiburones hablan sido aleteados. Algunos países, como Costa Rica, tienen uertes regulaciones para el aleteo de tiburón pero carecen de los recursos para implementarlas. Como resultado, los tiburones son frecuentemente aleteados en áreas marinas declaradas implementarlas.

Como resultado, los tiburones son frecuentemente aleteados en áreas marinas declaradas como protegidas donde toda pesca de tiburones está prohibida. En estos casos, los muchos decomisos que se han realizado probablemente representen solo la punta del iceberg. En los EE. IJIJ. , acciones recientes de la Guardia Costera contra embarcaciones de aleteo de tiburón han descubierto grandes mbarques ilegales y sin reportar de aletas de tiburón. Mercurio en su Sopa?

Pruebas de laboratorio realizadas en Hong Kong y Tailandia han mostrado niveles de mercurio en las aletas de tiburón que exceden por mucho los niveles seguros recomendados. El mercurio es una neurotoxina que puede causar gran daño al sistema nervioso y a los fetos. El creciente consumo de sopa de aleta de tiburón bien podría causar problemas de salud pública generalizados como resultado de envenenamiento con mercurio. Además, el Washington Post reportó la preocupación de que las aletas de tiburón hayan sido procesadas en China usando uímicos industriales.

En China está prohibido el consumo de cartílagos de tiburón y esa decisión está afectando el negocio de aletas en Manta. Mientras se prohíbe el uso de estos cartílagos, China es atraída por el cacao ecuatoriano. Jhon Vera, presidente de la Asociación de Comerciantes de la Pesca Incidental de Tiburones 5 de Marzo, señaló que el mejor mercado para las aletas de tiburones era China, pero hace dos años el Gobierno de ese país emprendió una campaña ecológica para evitar el consumo de los cartilagos que se extraen de las aletas de los tiburones. Señaló que 0 DF