Ensayo MDPC

a que el único momento en que tuve contacto con esta materia fue durante la práctica profesional. Tuve la oportunidad de realizar mi práctica en el Consultorio Jurídico de la Universidad de San Pedro Sula.

Motivada y con deseos de aplicar los conocimientos adquiridos en la Universidad y a la v Ensayo MDPC By anaconedera17 RHaapÑ 14, 2016 4 pages San Pedro Sula, Cortes 15 de Octubre del 2012 OFICINAS DE AUTORIDADES ACADEMICAS MAESTRA DERECHO PROCESAL CIVIL UNIVERSIDAD TECNOLOGICA DE HONDURAS Como parte de los requisitos de admisión, presento un ensayo l cual justifica y explica mi interés para ingresar a la Maestría en Derecho Procesal Civil. Desde que comencé la carrera en pregrado, ha sido mi visión seguir estudiando y nunca quedarme sin nuevos conocimientos.

Siendo consciente que estamos en una era cambiante en donde no queda lugar para quedarnos atrás, seguir avanzando es la única solución cuando vivimos en un mercado tan competitivo como el nuestro. Es evidente ue la rofesión del derecho es SwiFQ to nut una carrera que ha si tanto por los que co profesional y valores, eficaz y eficientemen Mi experiencia con el ropios colegas OF4 le s, carentes de ética p no n capaces de trabajar o muy poca, debido K0MaHAa I ecwposawe OKHO Cnpa3Ka vez temerosa de equivocarme, logre desarrollar mis primeras demandas.

Mientras avanzaba en la práctica fui conociendo muchas crudas verdades de la aplicación de la Justicia. Mi preparación en la materia fue muy escaza y pobre, lo que aprendí en la Universidad en materia de derecho procesal se basó única y exclusivamente en Código de Procedimientos Comunes, ya que decían que «íbamos a realizar la practica con este procedimiento». No es de negar el esfuerzo que tuvo la Universidad en prepararnos para el nuevo Código Procesal Civil, pero es un hecho que no podemos comparar asignaturas de una Carrera con Conferencias.

Mientras me encontraba realizando mi práctica profesional entró en vigencia este Nuevo Código, causando en mi mucho estrés y miedo, miedo a no poder enfrentar con la debida preparación un nuevo proceso. Para mi suerte, sucedieron fenómenos naturales y políticos que obligaron a suspender la entrada en vigencia de este nuevo Código. Aunque escaza y pobre mi preparación, tuve muchos encuentros ecepcionantes con los operadores de justicia, principalmente con el Juzgado de Familia. Dispuesta a ayudar a los clientes del Consultorio Jurídico interpuse muchas demandas de las cuales solamente pude concluir dos.

En esas dos únicas demandas, fue realmente un calvario poder concluirlas y cuando al fin pude lograrlo enco dos únicas demandas, fue realmente un calvario poder concluirlas y cuando al fin pude lograrlo encontré errores fatales en las sentencias. Para mi desgracia ya habían transcurrido los términos legales para lograr interponer recursos. Desde mi graduación me he dedicado a las ramas del derecho administrativo, tributano y mercantil, debido al mal sabor que me dejo la práctica profesional, siendo ello el factor determinante que ha causado en mi pavor para interponer demandas judiciales.

Mientras cursaba un Master en España tuve la oportunidad de llevar un módulo de procesal civil, en el cual pude apreciar mediante la Ley de Enjuiciamiento Civil (que es muy parecida a nuestro Código Procesal Civil) como se desarrolla un juicio. Nuestro catedrático organizó audiencias orales con los alumnos y sí pudimos ver cómo debemos realizar las cuestiones procesales en los mismos. La experiencia de conocer un poco acerca del derecho procesal, llamo mucho mi atención por el hecho de tener principios procesales que aceleran la impartición de Justicia.

A pesar de mis malas experiencias con los Juzgados, he aprendido que nosotros los abogados somos los que hacemos ese sistema de justicia lento y desordenado. Es por ello, que la preparación es la que nos llevara a tener mejores resultados en la administración de Justicia, ya que somos no 3 que nos llevara a tener mejores resultados en la administración e Justicia, ya que somos nosotros los que debemos velar y exigir la correcta aplicación de las leyes y no tener que conformarnos con el ritmo que el Órgano Judicial le gusta trabajar.

La resistencia al cambio es uno de los factores que ha influido mucho en mi preparación. Aprendí mucho con el sistema procesal antiguo, ya que fue el que aprendí y el que conocía mejor. El nuevo proceso me parecía muy complicado, pero a medida he escuchado comentarios del nuevo proceso siento más curiosidad por conocerlo. El único temor que me queda es que al aventurarme a entablar demandas, los operadores de justicia rrastren esas viejas costumbres del procedimiento anterior.

Es por ello que me he interesado enormemente en cursar esta maestría, con el ánimo de aprender muchas cosas que ayuden en mi preparación profesional. Que ayuden a mejorar ese sistema judicial que no solo beneficiara a los abogados litigantes, sino a las partes que utilizan el sistema Judicial que se decepcionan de la operación de este sistema y echan la culpa a los abogados que también participamos para que este sistema sea lento y engorroso, para así lograr que seamos nosotros los agentes del cambio.