La atracción entre el hombre y la mujer

La atracción del sexo opuesto En la adolescencia es común que los hombres y las mujeres empiecen a sentir un interés y una atracción muy especial por el sexo opuesto. Esta atracción se manifiesta de muchas formas: curiosidad, necesidad de llamar atención, fantasías, admiración por la apariencia física o sentimientos de afecto intenso por una persona en particular. El adolescente, sea hombre o mujer, suele preocuparse mucho por su apariencia física, porque le importa ser atractivo para el otro sexo.

Frecuentemente toma como ideal a figuras populares en los espectáculos o adoptan modas pasajeras en su vestimenta y el adorno personal, que en ocasiones obligan a los jóvenes y a sus padres a gastar un dinero ue adrian destinar a un fin más Swipetoviewn ‘t p SwiFQ to nut útil. Algunos adolesc OF2 no ser suficientemen atr adquirir lo que impo la mo Cuando el o la adoles que el atractivo y el v e ante la idea de er dinero para se da cuenta de o dependen de que tenga determinada apariencia física.

Descubre que hay asgos más importantes que lo o la hacen desear la cercanía de una persona del sexo opuesto, como la lealtad y la franqueza, la alegría y el optimismo, la valentía para enfrentar los problemas de la vida, la capacidad de compartir proyectos y af afectos, la generosidad, la tolerancia y el temor a Dios. La atracción por el sexo opuesto es experimentada por los adolescentes de maneras distintas. En unos surge antes que en otros. Unos pasan por esta etapa con tranquilidad y sin grandes sobresaltos.

Para otros, en cambio, esa atracción es más importante que cualquier otra cosa y suelen vivir momentos de una gran intensidad emocional y aún de sufrimiento, porque piensan, equivocadamente, que sus sentimientos de afecto son definitivos y no se volverán a repetir. Como padres tenemos que darnos cuenta que debemos acompañarlos en esta transición, aprendiendo a escucharlos sin cuestionarlos y poder llegar a ser una persona en quien puedan confiar, pero jamás dejar de aconsejarlos para que puedan tomar las mejores decisiones.

Es importante recordar el amar al Señor por sobre cualquier otra persona (Mateo 10:37). La Biblia no habla explícitamente en cuanto a lo que ahora conocemos como atracción, llega como “noviazgo”. Sin embargo, debe ser una relación hacia el matrimonio. (Génesis 2:20-24). No es un juego o pasatiempo. Una de las formas que también podríamos ayudarlos es motivarlos a elaborar su proyecto de vida a corto, mediano y largo plazo para que de esta forma un poco sacarlos del momento trazándose metas u objetivos. Pastor Carlos Andrés Mazzini.