La competencia lectora

La Competencia lectora. El quehacer docente implica dos momentos: La planeación y operatividad. La enseñanza no debe dejarse a la deriva. El aprendizaje debe ser en la actualidad el centro de atención del proceso educativo. Esto implica tener una noción sobre ¿Qué es aprendizaje? , ¿Cómo aprende el alumno? , ¿Qué necesita el alumno para aprender? , ¿Qué debe aprender? , ¿Cuál es la función del docente en el aprendizaje de sus alumnos?

El rol pedagógico del docente en el contexto actual es el CONOCIMIENTO- CONSTRUCCIÓN. Producto de un proceso en el que el sujeto participa activamente: significativo, crítico y emancipa torio. Si el apego por la lectura no se despierta mediante una adecuada elección de material en la infancia, si los padres y docentes no predicamos con el ejem lo es mu robable que éstos elijan Swp to page otras maneras de oci ofrecen un placer má educativo.

La lectura, factores tan complej de concentración del ora un D el ideo juegos que s veces poco intervienen ad cognitiva o os de la misma manera y éste es uno de los motivos por los que un mismo libro origina distintas interpretaciones. Iniciarse en este proceso proceso puede resultar incluso doloroso para los niños, si en la iniciación no interviene un adulto lector que sepa enseñarles a eer, no sólo en su sentido estricto, sino sabiendo despertar su interés. para lograrlo es importante no obligar a la lectura, toda obligación temprana a cualquier actividad termina en el rechazo de la misma.

Hay que arriesgar por una lectura libre, sin pedir nada a cambio; si bien los padres o maestros deben saber elegir las lecturas adecuadas a su edad, permitir que la imaginación del niño trace los paisajes y las conclusiones morales y emotivas de la ficción del libro, mediante sus propias pericias, pues, como en toda ciclo de aprendizaje, no hay éxito más asegurado que prender desde la propia vivencia, y además, ese saber quedará para slempre sellado en la configuración intelectual del niño.

Por lo general, los conflictos que pueden surgir no son tan frecuentes en la educación infantil pues ésta se comienza a plantear como un juego participativo y no como una obligación. Por eso es importante que ese hábito y ese gusto por la lectura se mantengan en el Segundo y Tercer Ciclo de Primaria, averiguando los gustos lectores, analizando las dificultades personales, motivando a descubrir nuevas experiencias… en definitiva, que ese proceso se convierta en un hábito constante y placentero. n definitiva, que ese proceso se convierta en un hábito constante y placentero.

La lectura es una fuente de conocimiento del mundo que nos rodea; los niños comenzarán a entender la condición humana mediante los conflictos de los personajes, sabrán que sus protagonistas no son siempre buenos y certeros, sino que sufren cambios, que se formulan sus mismos interrogantes, que vacilan. La capacidad de empatía será fundamental para que el niño se desarrolle intelectual y emotivamente en el mundo, le dará las herramientas para construirse en él y comprenderlo. Con tristeza vemos a diario muchísima deficiencia en los alumnos ue cursan su educación prmaria, dificultades como.

Encontrar la idea principal de un texto, la falta de interés hacia la lectura, la ausencia de vocabulario y los distractores que dañan el logro eficaz de la comprensión. ¿Por qué a mis alumnos no les gusta leer? Será que nosotros los docentes hemos propiciado esa situación; no les hemos despertado el interés para que exploren el mundo de la lectura, no hemos desarrollado sus habilidades lectoras, no les hemos enseñado técnicas que propicien la comprension. Es muy importante que uno como docente se cuestione a cerca e la calidad de enseñanza que estamos ofreciendo a nuestros alumnos.

Además es de vital importancia involucrar en esta labor a los direc 3Lvf4 ofreciendo a nuestros alumnos. Además es de vital importancia involucrar en esta labor a los directivos, maestros y padres de familia para hacer de esta tarea un éxito. MIS objetivos senan: . Crear en el aula un clima propicio para la lectura. -Trabajar todo tipo de texto. -Mantener la convicción de que importa más la calidad que la cantidad. -Despertar el interés por la lectura, respetando la libertad de escoger textos de su interés. -Propiciar la comprensión a través de estrategias.

Desarrollar habilidades lectoras. -Ampliar el vocabulario. -Enseñar a encontrar las idas principales. -Lograr superar las dificultades que impiden la lectura y una buena comprensión. -Enseñar a jerarquizar las ideas de un texto. -Enseñar a abordar un texto desde diferentes perspectivas, trabajando todos los procesos. -Diseñar actividades y estrategias para propiciar la comprensión. -Textos adecuados a su edad. -Trabajar en equpo. De esta manera podemos llegar a hacer que la lectura sea una actividad constructiva, cntica, creativa y placentera. Profra. María del Carmen Reyes Fuentes.