La empresa competitiva

La empresa competitiva gy arniuvis Ocopa,nR 09, 20 IE g pagcs La empresa competitiva es una organización inteligente con capacidad para competir exitosamente Marcel Antonorsi Blanco La empresa competitiva es aquella que tiene capacidad para diseñar, producir y mercadear sus productos (bienes y/o servicios) en mejores condiciones de precio, calidad y oportunidad que sus rivales. La empresa competitiva tiene esa capacidad porque es una organización inteligente, con una estrategia competitiva, en la cual todos sus componentes se orientan en el sentido de la competitividad.

Por eso, la empresa ompetitiva se mantiene en su mercado se desarrolla para ser cada vez mejor y org sociedad donde se d rr Sv. içx to View nut*ge Competitividad. Las para obtener los favo la economía y la e sí en sus mercados ompetencia, la rivalidad entre empresas, es inevitable y creciente. Para competir se necesita tener capacidad para hacerlo. Esa capacidad para competir se denomina competitividad. Competitividad es la capacidad de una empresa para competir exitosamente en su mercado. No es una capacidad cualquiera.

Es una capacidad imprescindible, vital, necesaria para sobrevivir y progresar. una empresa competitiva logra sobrevivir y esarrollarse. Una empresa que no tenga esa capacidad está condenada, tarde o temprano al fracaso. Una empresa que no sea competitiva, que no tenga la capacidad para ofrecer sus productos o servicios con la calidad y precio adecuado y competir con éxito, venderá cada vez menos, irá perdiendo terreno ante sus competidores más capaces, irá reduciendo su participación en el mercado.

Los resultados de una empresa no competitiva se pueden prever: en el mejor de los casos comenzará a vegetar lánguidamente; en el peor, se verá condenada a cerrar. Una empresa no competitiva está condenada a morir. La competitividad no es una cualidad cualquiera, es la cualidad, la capacidad para competir, sobrevivir y progresar en condiciones de competencia creciente, como las que hoy en día supone la participación en mercados globales, mundiales. La competitividad es la regla básica para el éxito en mercados abiertos y globales. La competitividad es una capacidad.

Una capacidad es una aptitud, talento o cualidad para hacer algo bien. La competitividad no es un don gratuito, es una cualidad, talento y aptitud expresamente desarrollada. La competitividad es una característica construida, desarrollada, mantenida, por la mpresa para actuar de una manera competitiva, para ser capaz de competir con éxito. Las empresas competitivas logran esa capacidad con esfuerzo, con esfuerzo inteligente y constante, con esfuerzo perseverante y continuo. Porque la competitividad, como cualquier otra capacidad, se puede ganar y se puede perder.

Y para no perderla hay que perseverar en el esfuerzo. La competitividad es una capacidad global. La competitividad de las empresas es una capacidad global de la empresa que se manifiesta de otras capacidades parciales. La competitividad implica que los productos (bienes y/o servicios) engan la calidad necesaria y el precio adecuado. Calidad significa que las características de los productos estén de acuerdo con (e incluso superen) los Calidad significa que las características de los productos estén de acuerdo con (e incluso superen) los requerimientos de los clientes.

No solamente del producto: bien o servicio, sino del paquete bien-semcio, y de los servicios de posventa, reclamos, reparaciones. Precio adecuado significa su armonización con los niveles de calidad requeridos. La competitividad requiere un mercadeo eficaz y eficiente. La empresa necesita poder identificar adecuadamente su ercado, conocer sus clientes, identificar sus necesidades, imaginar productos (bienes y/o servicios) para satisfacer los requerimientos reales o potenciales del mercado, y para, luego de producidos, colocarlos oportunamente donde y cuando son requendos.

Los productos deben llegar a manos de sus clientes y usuarios, es decir: distribuidos, vendidos y colocados en el sitio adecuado y en el momento oportuno. La competitividad implica una capacidad de innovación, una capacidad para imaginar, diseñar y desarrollar nuevos productos (bienes y/o servicios) distintos, mejores, de mayor calidad o mejor precio que los competidores. La competitividad amerita una capacidad de producción eficiente y hacerlo cada vez mejor. Sin desperdicio, sin costos excesivos, con calidad y creación de valor en todas sus fases.

Y tengamos presente que producir no es solamente un acto interno de la empresa, implica un encadenamiento eficiente con sus fuentes de suministros, con los proveedores, quienes son, por así decirlo parte de la cadena de producción, aunque sean «externos» Ventajas competitivas. Con simplemente competir no basta. Es necesario buscar ventajas sobre los competidores, adelantar simplemente competir no basta. Es necesario buscar ventajas obre los competidores, adelantarse a ellos, superarlos. Es necesario lograr ventajas competitivas.

Las ventajas competitivas son las dlferencias que logra una empresa para competir mejor, ofreciendo mejores productos, a precios más bajos y en mejores condiciones de oportunidad que los rivales. Precios más bajos, para productos de calidad comparable, son una ventaja a la hora de competir. Para productos de cualidades comparables, el precio más bajo representa ventajas para el cliente o usuario. Igualmente, a precios comparables, una mayor calidad representa una ventaja indiscutible a los ojos del cliente. Así mismo, la oportunidad para adqulrir un producto o disfrutar de un servicio es importante.

Muchas veces se gana ventaja, más que por el precio o la calidad, por poder ofrecer el producto o semicio en las condiciones de oportunidad requeridas. A precio y calidad comparables, mayor ventaja tendrá el producto o servicio oportunamente disponible. No se trata solo de competir. Hay que buscar ventajas para competir mejor y ganar. La empresa debe buscar, permanentemente, ventajas competitivas. Organización inteligente. La empresa competitiva es una organización inteligente. Inteligencia es la capacidad para nfrentar situaciones nuevas con rapidez y éxito.

Inteligencia implica capacidad para aprender, para hacerlo cada vez mejor, para superarse. Lo contrario de la inteligencia es la torpeza, la incapacidad para resolver situaciones y problemas, la incapacidad para aprender. Una empresa competitiva tiene la capacidad para innovar desarrollando nuevos productos, para empresa competitiva tiene la capacidad para innovar desarrollando nuevos productos, para producirlos con eficiencia, para colocarlos en el mercado, ofreciéndolos oportunamente con una calldad adecuada y un precio atractivo, más atractivo que el de sus competidores.

Una empresa competitiva tiene capacidad para competir, manteniéndose en el mercado y superando a la competencia, y puede hacerlo porque es una organización inteligente. La empresa competitiva no puede ser una organización torpe, debe ser una organización inteligente. Una organizacion inteligente con capacidad para mantenerse informada sobre su ambiente, para procesar esa información, para imaginar nuevas formas de hacer las cosas, para actuar en consecuencia, para aprender de los aciertos y de los errores, para adaptarse a situaciones cambiantes, para hacer las cosas cada vez mejor, y para ser cada vez mejor.

Estrategia competitiva. La inteligencia de una organización se manifiesta, muy especialmente, en estrategias que marquen el rumbo a seguir y la manera de desenvolverse con flexibilidad en mercados dinámicos que presentan amenazas y oportunidades. La estrategia competitiva es la manera de estar consciente de las fortalezas y debilidades de la empresa, de aprovechar la fortalezas para competir, de reducir las debilidades, de evitar las amenazas con acciones oportunas y de aprovechar las oportunidades para progresar.

Por supuesto, no se trata de definir una estrategia competitiva que pretenda ser válida para siempre. Las condiciones cambian: entran nuevos competidores al mercado, se desarrollan nuevos productos, cambian las condiciones de los clientes y de los mercado, se desarrollan nuevos productos, cambian las condiciones de los clientes y de los proveedores. En condiciones dinámicas la estrategia competitiva debe estar siempre en revisión y actualización.

Se trata más bien de mantener un pensamiento, una actitud estratégica permanente, de un sentido estratégico que impregne a toda la organización de la empresa. Además, no basta con diseñar y mantener actualizada la estrategia competitiva, es necesario ejecutarla con la organización oda. La competitividad no es un asunto del departamento de planificación, o de mercadeo, o de los vendedores. La estrategia competitiva debe traducirse en una capacidad competitiva que se encarne en todos los componentes de la organización.

Toda la organización debe ser competitiva. Condiciones ambientales. un aspecto importante que debe resolver la empresa, además de su competitividad, es el relativo al ambiente donde opera. Si el ambiente es propicio para la competitividad, la empresa contará con ventajas. Si, por el contrario, el ambiente le dificulta las condiciones para competir, empresa tendrá el reto adicional de mantenerse y progresar en un ambiente hostil o desfavorable.

En efecto, las polítlcas públicas, las condlciones generales del ambiente económico y social, las características de la cultura, la dotación de factores productivos (personal, recursos físicos, recursos financieros, recursos de información, de infraestructura), los servicios públicos (transporte, aduanas, electricidad, agua, comunicaciones, educación, seguridad, seguridad social, servicios financieros, administración de justicia), son todos aspectos que afectan las condicio ocial, servicios financieros, administración de justicia), son todos aspectos que afectan las condiciones donde se desenvuelve la empresa.

Si estas condiciones son favorables, y esperemos que asi sea, la empresa contará con ventajas ambientales que la apoyen. Si las condiciones son desfavorables, lamentablemente, la empresa tendrá que realizar un esfuerzo mayor. No hay excusa. Tanto en condiciones favorables como adversas, la empresa debe responsabilizarse de su propio destino y del destino común. Parte importante de esta responsabilidad es la de colaborar con otras empresas y con los agentes públicos para mejorar las aracterísticas del ambiente y propiciar condiciones favorables a la competitividad y al desarrollo del conjunto. na sana competencia también amerita colaboración. Una empresa competitiva es un «buen ciudadano». Organización competitiva. La empresa competitiva tiene una capacidad competitiva que resulta de todas esas capacidades funcionales combinadas. Funcionales, porque tienen que ver con las funciones operativas clásicas: investigación y desarrollo, producción, mercadeo, ventas. Pero esas capacidades, a su vez, como sabemos, son el producto de las capacidades de toda la organización.

La empresa toda debe ser competitiva. La empresa debe ser una organizacion competitiva. Para que una organización sea competitiva debe contar con una visión compartida, es decir: con un concepto razonablemente claro del futuro que desea alcanzar. La misión debe estar clara. Los objetivos deben ser conocidos y compartidos. Todos sus miembros deben saber, y estar de acuerdo, a dónde van como equipo organizado. La estrategia de deben saber, y estar de acuerdo, a dónde van como equipo organizado.

La estrategia debe guiar una acción consciente y lúcida. El personal no es simplemente un recurso más. Son las personas que trabajan juntos (co-laboran) para el logro de los propósitos comunes. Las personas, los colaboradores, son el recurso protagonista de la organización. Nunca como hoy en día se ve tan claro que la empresa, más que una realidad financiera o productiva, es una realidad humana. Las estructuras y sistemas de la organización deben ser adecuados para favorecer el funcionamiento ágil.

Una organización no puede ser competitiva con estructuras y sistemas burocráticos. Una empresa competitiva probablemente tendrá estructuras flexibles en la que se le dé importancia decisiva al rabajo en equipo. Seguramente la empresa competitiva tendrá un reducido número de niveles, será más plana, que lo que antes era usual. Necesariamente la empresa competitiva tendrá sistemas gerenciales ágiles que le permitirán administrar los recursos, adoptar decisiones y controlar lo necesario, de manera oportuna y práctica.

La infraestructura de una empresa competitiva, el diseño de sus oficinas y lugares de trabajo, insistirá más en favorecer la comunicación y en facilitar el trabajo productivo de los equipos, más que en consagrar aislamientos y privilegios jerárquicos. Los valores compartidos por las personas que conforman la organización apoyarán la competitividad. Los valores apoyarán el valor de la flexibilidad, del aprendizaje, la eficiencia, la innovación, el servicio, la colaboración. Estos valores, en buena medida centrados en el valor del logro (más que en el poder colaboración.

Estos valores, en buena medida centrados en el valor del logro (más que en el poder o la afiliación) serán los que fundamenten la evaluación del desempeño de los colaboradores y el sistema de recompensas materiales e inmateriales necesarios para reforzar la acción competitiva. ara que todo esto sea una realidad viva, la empresa competitiva tendrá un liderazgo diferente. Líderes, no jefes. Gerentes que serán administradores de recursos y líderes de equipos de colaboradores. Líderes que servirán de guías señalando en camino, armando equipos, dinamizando el equipo y celebrando los logros.

Liderazgo que no será solamente de los pocos de la cúspide. Liderazgo que será compartido con equipos de colaboradores dinámicos y potentes. Liderazgo que busca que todos tengan poder y responsabilidad para que, el conjunto de la organización sea más poderosa. La empresas competitiva. La empresa competitiva es una rganización inteligente, en la cual todos sus componentes están alineados para tener la capacidad para diseñar, producir y mercadear sus productos (bienes y/o servicios) en mejores condiciones de precio, calidad y oportunidad que sus rivales.

La competitividad es una cualidad imprescindible para competir en mercados cada vez más exigentes. La competitividad es la capacidad para competir exitosamente. Es una capacidad que se logra con el esfuerzo sostenido de una organización inteligente. Con la inteligencia de un liderazgo capaz, con estrategias lúcidas y el esfuerzo creador de todos los colaboradores de la organización.