Los elementos básicos de la democracia

Los elementos básicos de la democracia gy acchao ,qexa6pR 02, 2010 13 pagos «Los elementos básicos de la democracia» En la vida y en el desarrollo del Estado, llega un punto al que todo individuo lo puede o no considerar democrático. De acuerdo con la historia, distintas definiciones sobre democracia nos llevan a englobarla con algunas de tantas palabras que pueden existir; participación, libertad, legitimidad, ciudadanía, rendición de cuentas, justicia.

Podemos decir, que es en un Estado democrático, donde los ciudadanos tienen las facultades y capacidades para participar en la elección de sus gobernantes, ismos que deberán trabajar por determinado periodo para lograr dar resultados benéficos para la población. En este ensayo, se busca mencionar algunos de los elementos básicos que forman de la democracia asi como su im ortancia en el sistema, a partir de teorías fil elementos.

Shumpeter nos di aue acuerdo institucional logra el bien común to View nut*ge d comprender dichos crético es el es políticas que ismo decida las cuestiones mediante la elección de individuos que deben reunirse para ejecutar su voluntad» (Shumpeter, 1974, p. 235). gajo un procedimiento racional, son los individuos los que tienen la apacidad de participar en la toma de decisiones que los pueda involucrar, a ellos o a su comunidad.

Y debe ser racional, debido a que llega un punto en que la democracia (de acuerdo con sus distintas definiciones) le cierra el paso al individualismo, pues si buscamos lograr un Swipe to vlew next page un bien comun, no podemos trabajar bajo intereses personales ya que la democracia nos exige dejarlos a un lado, para darle paso al interés colectivo. Es por ello, que dentro de una democracia los individuos juegan un papel fundamental. El involucramiento y una participación constante, pueden cambiar el panorama de una emocracia poco eficiente, a una democracia con resultados óptimos al instante.

Así, el Republicanismo de acuerdo con Pettit, es donde se pretende o se debe unificar todas esas necesidades tanto sociales como políticas, unificación que es producto del respeto a las libertades más valiosas del hombre. Libertades que ciertamente el Estado regula, y debe ser así, ya que Isaiah Berlin argumenta que es la libertad individual la posibilidad de poder utilizar los recursos que están a tu alcance para lograr una meta, sin olvidar que ciertas restricciones te impiden continuar cuando llegas a puntos determinados a alterar o violar la libertad e otros.

Por eso entendemos a la libertada como el hecho de no ser obstaculizado por otros, cuanto mayor sea la zona de no interferencia, mayor será mi libertad. Pero para poder tener plena liberta individual, es necesario que el gobierno hasta cierto punto obstaculice esa libertad plena, con el fin de que en ningún momento se lleguen a obstaculizar las libertades de otros, es entonces que la autoridad vela para que en el ejercicio de la libertad no se obstaculice la libertad de los demás. or lo anterior, no debe olvidarse que una comunidad está integrada cierto número de individuos, y en su totalidad, estos individuos deben ozar de I 2 3 está integrada cierto número de individuos, y en su totalidad, estos Individuos deben gozar de las mismas libertades y derechos, bajo una regulación por parte de las autoridades. Sin duda, en la era moderna, la autondad tiene la responsabilidad de mediar las libertades individuales que se pueden convertir en libertades grupales, con el fin de que su autoridad pueda verse rebasada por algún conflicto causado por violaciones a las libertades.

Pero ello, es necesario el sistema regulador de garant[as sociales y libertades, que puedan garantizar un pleno uso de ellas, sin olvidar que todo individuo uede llegar a ejercerlas y que estas circunstancias pueden afectar a terceros (Constant, 1993. ) Aquí, podemos entender la critica que los más férreos republicanos, le hacen al liberalismo moderno, pues los individuos se han volcado en contra de los valores más básicos de la democracia.

El abuso, la violación a los derechos, la esclavitud (no necesariamente en cuestión de servidumbre), son situaciones que el hombre ha vuelto a repetir, ante la constante competencia individual que el capitalismo ha generado. La supervivencia ya no es vista como un objetivo colectivo, todo lo contrario, se ha omentado un egoísmo brutal, y el resultado es un estancamiento social en que varios países se encuentran en este momento.

Y es que el republicanismo esta luchando por regresar a los valores más importantes del hombre, como el respeto a sus libertades y a las garantías sociales, siendo este el primer paso para dejar atrás la explotación humana que ha venido suscitándose. Por ello, el Esta 3 paso para dejar atrás la explotación humana que ha venido suscitándose. Por ello, el Estado tiene la obligación de crear verdaderos mecanismos por medio del gobierno, que muestren resultados enéficos para toda la población.

Pero ¿Cuál es la responsabilidad de cada individuo? , tal vez luchar porque sus derechos y garantías sociales le sean respetadas en su totalidad. Para el republicanismo todos los individuos son ciudadanos, los cuales tienen la misma capacidad de participar en la toma de decisiones, y esta participación, la podemos ver reflejada en la elección de sus representantes, asi como en la exigencia de acciones benéficas para ellos o para la comunidad a la que pertenecen.

Sin embargo, existen ciertos casos en los que ninguno de los términos anteriores son plausibles para ciertas sociedades, n este sentido se pueden tomar puntos teóricos importantes de la pensadora Hannah Arendt. Primero es importante mencionar el concepto de poder, el cual suele relacionarse o pensarse en relación con otros conceptos como: la violencia, la dominación y la instrumentalización, elementos a los que se opone radicalmente Hannah Arendt cuando se realizan dentro de un espacio público-político (García, 2005, p. 21).

Pero por qué para Arendt es importante articular conceptos como el diálogo, pluralidad, acuerdos, acción con el concepto de poder. A lo largo de la historia, el poder ha sido relacionado inmediatamente con el érmino violencia, cuestión que actualmente es algo común, pues en las sociedades modernas se habla aún de Estados totalitarios, revoluciones o movimientos políticos 40F 13 sociedades modernas se habla aún de Estados totalitarios, revoluciones o movimientos políticos que pueden llegar a terminar con la vida de cien, miles o millones de personas.

Aún cuando Arendt sabe que la violencia tiene presencia (fáctica) y ésta es innegable, tiene claro que desde el presupuesto de la violencia no se puede edificar un orden político y humanizante (García, 2005, p. 24). Para esta autora, la acción es una capacidad humana y una ategor[a de la actividad humana que cubre la interacción con otras personas. Ni la violencia ni el poder son un fenómeno natural o una manifestación del proceso de la vida, más bien, pertenece al terreno de lo político, al de los asuntos humanos, cuya especlflcldad esté garantizada por la facultada de la acclón que inicia algo nuevo (García, 2005, p. 5). Hay que pensar que la violencia ya no la podemos seguir relacionando y mucho menos justificando con la vida política de una nación. Bajo del criterio ciudadano, el poder deber ser el reflejo de las capacidades para generar un proceso de participación, vinculación y diálogo ntre el ciudadano y el Estado. De ninguna manera la ciudanía o los representantes de Gobierno, deben recurrir a la violencia como método de presión para hacer escuchar sus demandas y necesidades, o bien para mostrar hasta donde tiene controlada a la comunidad.

La violencia siempre ha sido vista como el método para alcanzar libertades e iniciar la construcción de nuevos Estados- nación, las revoluciones a lo largo de la historia, son para algunos, la justificación del uso de la violencia para lograr ciertas metas. s 3 la historia, son para algunos, la justificación del uso de la violencia ara lograr ciertas metas. De ninguna manera, se puede seguir atado a esas ideas, en la búsqueda para crear nuevas y mejores sociedades.

Para lograr construir una democracia perfecta, es importante saber que distintas corrientes han podido aportar con sus pensamientos e ideologías, formas muy eficaces de entendimiento y mejoramiento en la práctica y la teoría. Por lo tanto, se pueden nombrar a todos aquellos autores que a lo largo de la historia y con sus trabajos, forjaron grandes teorías y han contribuido en el proceso democrático de una o varias naciones.

Uno de ellos es John Rawls, el cual introdujo conceptos uy importantes que hasta la fecha son necesarios y específicos. En su teoría de la justicia, expone las dos ideas principales: la posición original y el velo de la ignorancia. para John Rawls, los principios de justicia regularán la asignación de los derechos y obligaciones, en el inicio de la organización de una sociedad.

Pero dentro de la organización social, no se sabe a ciencia cierta, cómo van ser la ubicación de los individuos después de la eleccion de los principios y derechos; por lo tanto, Rawls aconseja que se escojan los más justos, y que resulten de ellos instituciones gualmente justas, a través de las cuales todos los integrantes del acuerdo logren estar mejor, ya que son los miembros de ese grupo social. La elección a la que Rawls se refiere, necesita que no haya otro objetivo que cumplir con los intereses de la sociedad.

Una sociedad ordenada, podrá regular esta elección, desde una p 6 3 con los intereses de la sociedad. Una sociedad ordenada, podrá regular esta elección, desde una posición a la que Rawls denomina posición original, relacionado necesariamente con el velo de la ignorancia. Ante ello, se pretende preservar las libertades individuales e actuar sin restricción (como pensador liberal), sin embargo es importante considerar que esas libertades dan lugar y posibilitan la realización en segunda instancia de la libertad positiva y pública.

La libertad positiva es la que da lugar a los procesos democraticos, enlazándose dichos conceptos en la teoría de la justicia. Puede decirse que: «… es la libertad en un sentido positivo y colectivo, la libertad como ejercicio del poder de la ciudadanía, lo únlco que puede garantizar tanto la libertada individual como la vida democrática como una comunidad política» (García, 2001, p. 40). Este autor, nos argumenta por qué es importante la participación y la cooperación entre los ciudadanos en distintos rubros.

Entre ellos, la democracia, donde todo individuo mantiene una igualdad básica para lograr una cooperación que lleve a la ciudadanía a la construcción de grandes acuerdos. Posiblemente estos acuerdos puedan generar acciones positivas en el desarrollo de una sociedad, en la medida que el ciudadano se preocupa y se ocupa por los problemas que lo afectan, y se encuentran a su alrededor, será el momento en que este ciudadano pueda llegar a establecer un canal de comunicación con sus demás vecinos.

No podemos olvidar que es la responsabilidad de los ciudadanos posterior a su participación politica y democrática, es la responsabilidad de los ciudadanos posterior a su participación política y democrática, solicitar por las vías de la institucionalidad y legalidad, cuentas claras y precisas sobre las acciones que se han llevado a cabo durante determinada gestión. Es entonces que los gobernantes, adquieren determinado poder de los ciudadanos que a través de votaciones en elecciones libres y democráticas, elijen a sus representantes. Se afirma que un poder es legitimo si existe el derecho de su titular para ejercerlo. La legitimidad alude, por consiguiente, a las condiciones que deben acompañar la adquisición y el ejercicio del poder politico si se pretende justificar la obediencia al mismo» (Colon, 2002: 171 Entonces podemos entender a la legitimidad como esa aprobación moral, que te permite utillzar todos los recursos del Estado: militares, legales, institucionales, etc. , para poder actuar como máxima autoridad.

Puede pensarse que la legitimidad de un gobierno derivada de ciertos procesos políticos, en algún grupo o persona, y que estos pueden permitirse realizar cualquier acción frente a la sociedad o ciertos individuos. La legitimidad definitivamente debe ir ligada con el reconocimiento del ejercicio en el poder, mismo al que no todos tienen acceso, y que en muchas ocasiones no se puede cuestionar, pues sabemos que un gobierno cuyas acciones son aceptadas por la sociedad, es reconocido como un gobierno legítimo.

Debemos hacer una connotación que, esta legitimidad a la cual nos estamos refiriendo, debe ser vinculada con todo el proceso de libertada natural y civil a la que el indi 13 refiriendo, debe ser vinculada con todo el proceso de libertada natural y civil a la que el individuo tiene acceso en su comunidad o gobierno. Importante también es notar que la legitimidad puede ser cuestionada cuando llega ese poder a puntos de debilitamiento entre la sociedad, la soberanía, las garantías, las libertades, son puntos muy frágiles para toda comunidad, que ese gobierno legítimo debe aprovechar para mantener el apoyo necesario para gobernar.

Por lo tanto, será responsabilidad de los gobernantes una vez que hayan asumido el poder que el pueblo les ha otorgado, trabajar y realizar acciones concretas y exitosas que le permitan mantener un nivel de aceptación entre los individuos, pues entre mayor sea el nivel de aceptación, mejores erán los resultados frente a la comunidad. La responsabilidad que la sociedad tenga con la construcción y perfección de la democracia de su Estado, es producto de una lucha histórica que ha venido envolviendo a los individuos de manera natural.

Durante siglos, se han lastimados fibras muy sensibles del hombre, por ello, podemos comprender que en ciertos momentos los individuos se alzan en pie de lucha (no necesariamente con violencia) para lograr una mejoría gubernamental y por lo tanto social. La lucha por el reconocimiento a sus libertades tanto indlviduales como colectivas, van de la mano con esa participación política que uedan tener. Es pues, un punto importante la referencia a la participación que puedan tener.

Dentro de esta sociedad, existen tres momentos importantes destacables en los cuales han formado parte o han impulsado sociedad, existen tres momentos importantes destacables en los cuales han formado parte o han impulsado. El primero es esa controversia dentro del campo de la teoría democrática de élite o participativa, el segundo que es el liberalismo orientado a los derechos individuales y el comunitarismo, y por último el debate entre los neoconservadores del mercado libre y los defensores del Estado benefactor.

Es un constante debate porque en la política contemporánea, ha resurgido la sociedad civil acompañada de una lucha por estos tres frentes. Su participación no solo social sino también política, es un objetivo importante, pues de esa participación política que tengan, se podrán derivar influencias en otros sectores como el economico y el social (cohem, 2002). Posiblemente, el resurgimiento de cuestionamientos a los actuales métodos o sistemas democráticos en varios países, surgen en un entorno de ambición y abuso individual. El captalismo, ha generado que la brecha social sea cada día ás amplia.

Las desigualdades sociales no han podido ser exterminadas por parte de los gobiernos, y a su vez, existe un desgaste político ante nuevas formas de conducir al Estado, donde la corrupción, intimidación, violación a los derechos, son algunas de las prácticas que no pueden seguir siendo permitidas. La sociedad inicia una etapa donde el involucrarse dentro de la vida política de su nación, le permite así tener la capacidad de tomar decisiones también económicas y sociales. Este despertar de la sociedad, va de la mano ante las fallas de los sistemas de gobierno que llevan operando desde