Noticia sobre los derechos humanos

Noticia sobre los derechos humanos: Link: http://wmw. clarin. com/sociedad/dejaron-entrar-boliche -escribio-ruedas 0 1432056959. html Sociedad Clarin. com La dura carta de una chica que no pudo entrar a un boliche: «La silla de ruedas soy yo» Discriminación en Córdoba La joven, de 18 años, no pudo entrar a un boliche de Nueva Córdoba. El dueño del lugar le escribió un mensaje que ella respondió con una dura carta. Rosario usa silla de r OF3 Córdoba.

Swipe p Una joven de 18 año uiso s cualquier joven de es del boliche decidió n en un boliche de os, igual que ó con que el dueño la de ruedas. La mamá de la chica publicó en Facebook la carta con la que su hija le respondió un mensaje al dueño de Cayo Makenssy, el boliche de Nueva Córdoba al que no la dejaron ingresar. La carta comenzó a viralizarse en las redes sociales, donde cientos de personas le expresaron su solidaridad. En su carta, Rosario, se presenta como «la chica en silla de ruedas» a la que n Swige to vlew next page no dejaron pasar.

Y cuenta que «nunca en mi Vida sufrí discriminación. Nunca no me dejaron pasar a un lugar». Y se lamenta de que aquella noche «en ningún momento me habían dicho que yo no iba a entrar. Me dejaron esperando en la puerta diciéndome ‘ya va, ya va’ ignorándome» La carta continúa contando que «cuando escuché que vos le decías a una de mis amigas que yo no iba a pasar porque ‘la silla de ruedas estorbaba a la gente’, ‘ocupaba mucho espacio’ y ‘las personas se me caían encima’ no perdí dos segundos y me fui.

Yo no iba a rogar a nadie que me dejara entrar. Porque en serio yo nunca pensé que el problema de una silla de ruedas le podía molestar a alguien más que a mí misma». Y con mucha altura le responde: «No me importa si la silla de ruedas ocupa espacio no. La silla de ruedas soy yo. por más que quiera no me la puedo sacar. Y lo máximo que puede ocupar es el espacio de dos personas». ibertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como e un territorio bajo administración fiduciaria, no autónoma o sometida a cualquier otra Imitación de soberanía.

Artículo 11 1. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa. 2. Nadie será condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueron delictivos según el Derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá pena más grave que la aplicable en el momento de la comisión del delito. 3 DE 3