POBREZA COLOMBIA 2015

La pobreza es la situación o condición socioeconómica de la población que no puede acceder o carece de los recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas que permiten un adecuado nivel y calidad de vida tales como la alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria o el acceso al agua potable.

También se suelen considerar la falta de medios para poder acceder a tales recursos, como el desempleo, la falta de ingresos o un nivel bajo de los mismos Colombia puesto 78 en ranking mundial de pobreza, Colombia 01 3 24,8 y 2014 21,9 bajo pero en poca proporción, además el DANE, de los 32 departamentos solo en 12 bajó el coeficiente Gini, que mide la desigualdad de ingresos.

La caída en pobreza no es alta además, el Gini, que mide la desigualdad, prácticamente no se movió, lo que indica ue el crecimiento está beneficiando Svipe nextp SwiFQ to nut page más a las personas d También asegura el hogar compuesto po mil pesos mensuales solo recibe mensual Para culminar la OF2 integ bi considera pobre un reso es inferior a 748 ia una familia que a introducción un dato muy puntal, cuando comenzó su mandato Santos, de cada 100 colombianos 40 eran pobres y que hoy el número de pobres por cada 100 es de 28.

Lo que indica explícitamente que la economía ha venido creciendo, asf lo hizo en 2014 y la tasa de desempleo también cayó Si bien Colombia disminuyó en 15,6% la pobreza entre 2002 y 2011, aún 34,1 % de los colombianos son pobres, es decir, 15,6 millones de personas y de las cuales 4,7 millones viven en la indigencia. La pobreza rural sigue siendo alta. Cifras del Dane revelan que en el campo la pobreza, medida por los ingresos, sciende al 46,1% de la población.

Los cinco departamentos más pobres: Chocó, en donde 64 de cada 100 personas son pobres, cauca (62%), Córdoba (62%), Magdalena (57%) y La Guajira (57%). La ciudad con un bajo índice de pobreza es bucaramanga 8,4% por debajo del 8% Mientras que en Cali la expectativa de vida es de 74,2 años, pero en algunos barrios del oriente llega hasta los 16 años, en Quibdó, capital chocoana, es de 63 años. Esta es una diferencia que éticamente no se debería dar, según Herrera, pero que refleja la realidad de un país inequitativo.