Reseña historica de la flotilla de superficie de colombia

marzo 12, 2019 Desactivado Por admin

LA FUERZA DE SUPERFICIE ORGULLO DE TODOS LOS COLOMBIANOS RESEÑA HISTORICA Los buques de guerra colombianos que conforman la Fuerza de Superficie, surcan las aguas nacionales desde los albores mismos de la Independencia. La imperiosa necesidad de la Nueva Granada de emanciparse del dominio español impulsó la creación de la primera Armada de carácter nacional. Sus hombres fueron en su mayoría improvisados marinos patriotas.

Sus naves fueron bergantines el Independiente y el San José, goletas como la Constitución yla Val lanchas como la Mic con otras embarcaci y canoas, constitu[an ndependentistas de ors ico os como el Fogoso y Concepción, junto e bongos, cañoneras ndía los intereses ierno, establecida desde el 14 de Junio de 1810 en Cartagena. El 12 de septiembre de 1810, la Junta creó la Comandancia General de la Marina.

Así las cosas fue esta la primera Fuerza de Superficie nacional que enfrentó al Pacificador Don Pablo Morillo en 181 5, siendo derrotada y disuelta. Motivado por la vocación marítima que debía ser inherente a un país con costas sobre los dos océanos y la imperiosa necesidad de evitar una nueva Invasión extranjera el General Francisco de Paula Santander dispuso la fundación de la Escuela Náutica de Cartagena, mediante el decreto 086 del 28 de Junio de 1822.

El 24 de de Julio de 1823, en el lago de Maracaibo, a pesar de la superioridad de fuerzas marítimas enemigas, la Fuerza de Superficie colombiana, bajo el mando del Almirante José Prudencio padilla, con 22 buques de 65 cañones, derrota en forma definitiva la escuadra española, que al mando del Almirante Laborde, contaba con 32 buques de 67 cañones. Padilla causa así una pérdida irreparable al poderío naval español, expulsando definitivamente los buques de la Madre Patria del teatro de Operaciones en el cual se gestó la libertad de la Gran Colombia.

Sin embargo, las tempestades políticas y financieras que se abatieron sobre la República dieron como resultado la clausura de la Academia Naval y la venta de las unidades compradas, haciendo oídos sordos a las palabras que un día dijera Padilla al Libertador «El ejercito puede organizarse en un momento, pero la marina necesita mucho tiempo y dinero, y jamás he visto una nación que se quede sin ella aun cuando esté en paz con todo el mundo». por decreto del 23 de mayo de 1867, se suprimió la Marina e Guerra hasta 1 880, cuando el presidente Rafael Nuñez la restableció.

Lo que se podría llamar Marina de Guerra en los albores del siglo XX comprendía las unidades que por fuerza de las circunstancias habían actuado en la anterior guerra civil, tanto del lado del gobierno como de la revolución: los cruceros Cartagena, Próspero Pinzón, y Presidente Marroquín, conformaban la denominada División del Atlántico, junto con los cañoneros La Popa, Boyacá y General Nari conformaban la denominada División del Atlántico, junto con los cañoneros La Popa, Boyacá y General Nariño, el transporte

Medellín y los remolcadores Chucuito y Cauca. La División Naval del pacífico, conformada por los mal llamados cruceros Almirante Padilla (adquirido por el general Benjamín Herrera en la guerra civil de 1898 a 1901 para las campañas del Pacifico y Panamá), el Bogotá y los cañoneros Boyacá y Darién. En el río Magdalena operaban los cañoneros Colombia y Hércules. El general Rafael Reyes, siendo presidente de Colombia hizo que la República volviera sus ojos al mar, al fundar en 1907 la «Escuela Naval Nacional» en la ciudad de Cartagena.

La Marina de Guerra e esa época fue conformada por el transporte Marroquín, los cruceros Cartagena y Pinzón y los cañoneros Hércules y Boyacá. La escuela fue clausurada en 1909, y los ocho alumnos que en ella lograron graduarse fueron enviados al exterior a especializarse, quedándose nuevamente Colombia sin Armada Nacional. Fue hasta el año de 1932, al cristalizarse un conflicto armado con la República del Perú, cuando el doctor Enrique Olaya Herrera como presidente de Colombia, ante la emergencia declarada, acometió la empresa de crear una Marina de Guerra.

Se ompraron los destructores Caldas, y Antioquia, los transportes Cúcuta, Mosquera y Boyacá y los cañoneros de río, Cartagena, Santa Marta y Barranquilla; los cañoneros de mar Pichincha, Mariscal Sucre y Junín fueron traspasados del Ministerio de Hacienda al de Guerra. Las 31_1f6 Sucre y Junín fueron traspasados del Ministerio de Hacienda al de Guerra. Las unidades de superficie bajo el mando del General Alfredo Vásquez Cobo, contribuyeron grandemente a la derrota del Perú, en memorables combates como la toma de Tarapacá, el ataque y la captura del fuerte de Güepi y la campaña del Río Algodón.

Firmada la paz con el Perú, se funda en 1932 abordo del transporte Boyacá la primera Escuela de Grumetes. En 1935, bajo la presidencia del Doctor Alfonso López Pumarejo, se funda en Cartagena la Escuela Naval de cadetes, que inicia labores abordo del transporte Cúcuta. Mediante decreto 1238 del 14 de Junio de 1934 el Gobierno Nacional crea una repartición encargada de todos los asuntos Navales, que se denominó Departamento No. 1 de Marina el cual ten(a tres secciones bajo el mando de una Jefatura del Departamento: Sección de Flotillas, Sección Marítima y Sección Fluvial. Con el establecimiento de esta repartición naval se inicia institucionalmente la moderna etapa de la Armada Nacional, hoy Armada de la República de Colombla, con sus conocidas siglas A. R. C. que preceden la denominación de todos sus buques, bases, astilleros y reparticiones. Desde el año de 1934 hasta hoy, muchas han sido las unidades que han prestado sen’icio en la Fuerza de Superficie.

La fragata ARC Almirante Padilla, adquirida en 1947, que junto con la Capitán Tono y la Almirante Brión combatieron en Corea como integrantes de las Fuerzas Navales de las Naciones Unidas, esde el 30 de abrll de Corea como integrantes de las Fuerzas Navales de las Naciones Unidas, desde el 30 de abril de 1951 hasta el 15 de Diciembre de 1955, en donde aportaron un inmejorable comportamiento de eficiencia técnica y profesional, en la que la calidad del mando naval colombiano lució con singular brillantez.

En los años transcurridos entre 1 950 a 1970 integraron la Fuerza de Superficie los Destructores «20 de Julio» y «7 de Agosto», el transporte «Córdoba», el destructor escolta «Boyacá» y el destructor «Santander», los petroleros como el «Mamonal» y el Tumaco» y otras muchas unidades, que contribuyeron en forma decisiva en la consolidación del Poder Naval Colombiano. LA FUERZA DE SUPERFICIE ACTUAL: En enero de 1988 se creó la Flotilla de Superficie de la Fuerza Naval del Atlántico, agrupando las unidades de la antigua Escuadra de Mar.

Hoy en día la Flotilla de Superficie de la Fuerza Naval del Caribe, esta compuesta por cuatro fragatas misileras, A. R. C. Caldas, A. R. C. padilla, Independiente y A. R. C. Antioquia; un buque multipropósito, el A. R. C. Cartagena de Indias adquirido durante 1998; las unidades de desembarco y transporte A. R. C. Morrosquillo, A. R. C. Bahía Honda y A. R. C. Bahía Portete. Las Fragatas cuentan entre sus capacidades con helicópteros embarcados, clase 80-105, Fennec y Augusta Bell 412.

Estos pertenecen a la Aviación Naval, que luego de ser fundada durante el conflicto amazónico con el Perú, mediante decretos como el 131 de enero de 1933, que trasladó el person amazonico con el Perú, mediante decretos como el 131 de enero de 1933, que trasladó el personal para crear la primera base aeronaval de Colombia en Buenaventura, y el 1525 del mismo año, por el cual se organizó la escuela de hidroaviación, que omplementando la Escuadrilla Aeronaval del Pacífico, siguió activa hasta 1949.

Durante el primer gobierno de Alfonso López Pumarejo la Armada intentó nuevamente la organización de su propia aviación mediante hidroaviones livianos embarcados, de acuerdo a la innovación del momento en Estados Unidos y Europa. Finalmente, el 18 de Junio de 1937, previa coordinación con la avlación militar, se logró que los aviones Falcón F-8 sobre flotadores, números 123 y 124, fueran asignados y embarcados a bordo del MC Cúcuta. La actual Aviación Naval se creó en 1983.

Dada nuestra estratégica posición geográfica entre el océano Pacífico y el Mar caribe, el Estado requiere de una fuerza de superficie eficaz para la protección y la defensa de la gran línea de costa y el mar territorial adyacente a ésta, que si bien, facilita la integración nacional al comercio internacional, también presenta un alto grado de vulnerabilidad frente a terceros países. Aquí radica la suma importancia que reviste la presencia de la Armada Nacional dentro del control de las actividades que se desarrollan en el mar, la defensa de la soberanía y la integridad territorial. [pic]