Resumen Perfil De 3 Monarcas

Bogotá, 10 de Noviembre del 201 S. IGLESIA MISIÓN CASA DE FUEGO. Maroha Rios Velásquez. ESCUELA # 3. RESUMEN. PERFIL DE TRES MONARCAS. Este libro nos da a conocer la diferencia entre un rey con un corazón quebrantado y otro Rey con un corazón con orgullo y ego, del mismo modo nos muestra la vida de ambos, tantos sus victorias como sus derrotas, lo que cada uno obtuvo según lo que habitaba en sus corazones.

El rey David nunca pensó en que algún día seria rey, no tenía experiencia, ni conocimiento sólo un corazón dispuesto para servirle a su Dios, asi como esús_ Era necesario todo el tiempo pase que David pasaba a s OF4 ue las ovejas a lasq pa cuando se acercaba c a ve7 Cuando pensamos e riquezas, privilegios, I mpañía física más en esos momentos nocía su rostro. nos Imaginamos o de David nunca fue fácil le costó lágrimas, fe en Dios, paciencia y sabiduría para llegar a donde Dios quería llevarlo.

Dios es el que tiene el control de todo y resistir a su Swige to Wen next page su voluntad es como pelear contra el viento, Saúl por el orgullo que tenia en su corazón no podía permitir que alguien más pudiera gozar de «su autoridad» y de «su trono», en el libro nos hace inferencia SAÚL el rey Israel y al Saúl que cada persona lleva entro, ambos tienen las mismas características, nos explica que para poder llegar a tener un corazón limpio donde sólo habite el Espíritu Santo debemos quebrantar todo lo que Saúl era (hombre viejo), sacar el orgullo, dejar de ser independientes para ser dependientes de Dios, el ser un Saúl no es algo malo, es natural que tengamos actitudes de nuestro hombre viejo porque somos pecadores, pero la clave está en aceptar lo bueno que nos caracteriza y sacar lo malo para que Dios introduzca sus virtudes en esos vacíos. El aceptar las pruebas que Dios pone en nuestro camino prueba nuestro corazón, prueba a Saúl interno, al tiempo ue sanen las heridas y pasemos al otro lado partes de ese hombre interior saldrán de nuestra vida.

David siempre se sujetó y honró a su autoridad así ésta la quisiera asesinar, el aprender a sujetarnos a alguien que creemos que no está en lo correcto no es fácil pero en e el aprender a sujetarnos a alguien que creemos que no está en lo correcto no es fácil pero en esa prueba es que aprendemos lo que significa sujetarnos a la autoridad que Dios delegó. Los 3 pasos que el libro nos da para aprender a sujetarnos y para no guardar ofensa en nuestro corazón son: 1 . Hacer que no es ninguna lanza que viene directo hacia ti. 2. Esquivarla con sabiduría. 3. Hacer como si nunca esa lanza te hubiese quería maltratar. No podemos culpar a las personas que están por encima de nosotros en autoridad por las cosas que nos suceden, pues somos nosotros los que decidimos si tomamos las virtudes o los errores de esas personas como lo hizo David respecto Saúl.

El autor nos habla de los dones interiores y los exteriores, nos da a entender que mucho se mueven en los done exteriores, los cuales funcionan pero no llevan consigo al corazón quebrantado que Dios anhela que tengan sus hijos, si nos movemos en los ones sin tener un corazón contrito ante Dios corremos el nesgo de que el Saúl interior se esté manifestando y los humos se nos suban a la cabeza. Jesús nunca pidió autoridad. Cuando Dios desata autoridad sobre su hijo no es nece 3 a la cabeza. su hijo no es necesario pedir que la respeten pues esa unción se siente y se nota como sucedió con David cuando se escondía de Saúl para salvarse llegaron hombres de todos lados a seguirlo, respetarlo y honrarlo.

Del mismo modo si alguien pretende desafiar a la autoridad que Dios puso sobre alguien, es Dios quien se encargara pues la autoridad proviene sólo de Él. Dios no bendecirá ni consentirá una autoridad que no esté bajo su cobertura, es por eso que tarde que temprano Dios muestra que autoridad tiene un olor extraño y al mismo tiempo lo consume. Dios conoce nuestro corazón, pues Él lo creó, pero como el hombre no conoce su corazón Dios cada día lo prueba para que el hombre pueda al menos entender lo que lleva dentro de su corazón. Dos características que debe comenzar a ejercer la persona que quiera permanecer en la obra de Dios, que quiera cambiar y servir con excelencia a Dios de los cielos todopoderoso: UN CORAZON HUMILDE-QUEBRANTADO / OBEDIENCIA-SUJESION.