ritmo y equilibrio

Ritmo, equilibrio Hay estructuras formales que a través de sus proporciones y relaciones internas inducen nuestro estado de ánimo en diferentes direcciones. Esto lo sabe muy bien la música que tan directamente influye en nuestras emociones. La naturaleza obra también de este modo, utilizando formas y proporciones precisas para que la vida se manifieste. Walt Dysney, creador de dibujos animados tan entrañables y de tanta repercusión en el siglo XX, con sus conmovedoras formas de ojos redondos y cabezas grandes en realidad descubrió un principio natural.

La Naturaleza en los rimeros estadios de la vida de los mamíferos, funda OF3 engendra unas form on _ pase (por ejemplo la prop ión d más adelante se irán meses generan en lo apas de cachorro, as y proporciones, cto del cuerpo), que e en esos primeros inconsciente de ternura inhibidora de la agresividad, potenciando su seguridad y protección. Esto ha sido ampliamente estudiado en el mundo de la animación infantil y la fabricación de juguetes. Ritmo. El ritmo es una repetición que obedece a una ley que rige esa repetición. (Esta ley puede ser sencilla, binaria o ernaria, creando por ejemplo, ritmos de marcha o de Vals respectivamente. O más complejas como la llamada sucesión de Fibonaci que rige el creci crecimiento de las hojas y que contiene el no de Oro) El ritmo nos sugiere la vida pues ésta se manifiesta a través de él, en las estaciones, en los latidos del corazón, o en las olas del mar… su expresión es la manifestación del Inicio de la vida.

Es el ritmo también la base para entender la simetría y la perspectiva, pues ambas están basadas en ritmos de generación y desarrollo Otra cualidad del ritmo, es la de desplazar nuestra conciencia n el tiempo y el espacio generando la idea y el hecho del movimiento Una superficie desnuda es menos agradable, por lo general, de contemplar que si en ella disponemos unas líneas que obedezcan a un ritmo. Equilibrio. – El equilibrio es otro elemento que contribuye en gran medida a dar una impresión estética.

Dependiendo de que los diferentes elementos de una composición se encuentren en equilibrio o no entre si, nos proporcionará una sensación de agrado o disgusto. una vez mas la resonancia crea en nosotros a través de una suerte de mimetismos actitudes que el conjunto observado anifiesta. Cuando contemplamos un bello roble, por ejemplo sentimos una tensión física y psicológica comparable a la de estar firmemente plantados en el suelo, diferente a la liviandad que produce un puente colgante de finas estructuras de acero.

La observación nos lleva a deducir, que la satisfacción estética parece manifestarse en el hombre, más ante el equilibrio dinámico que frente al equilibrio estático. El Equili hombre, más ante el equilibrio dinámico que frente al equilibrio estático. El Equilibrio estático se caracteriza por la simetría respeto a un eje o plano. Esta forma de equilibrio manifiesta quietud y frialdad, pues en su simetría no se sugiere la vida.

Sin embargo el equilibrio dinámico guarda otro tipo de simetrías, como las simetrías por compensación, reflejo de esa imagen de la ley de equilibrio constante, que sigue la naturaleza a través de todas sus desigualdades. En la figura esta compensación se establece entre la distancia y el área Así el equilibrio dinámico refleja una necesidad de movimientos de resolución que reclama la perfección pero que aún no la posee. no de los elementos más interesantes, dentro del conjunto de eyes universales que configuran la estructura y proceso vital del Universo, es el juego de dualidades al que está sometido la naturaleza toda. En Oriente sería llamado la armonía de los opuestos. Dos fuerzas complementarias, Yin y Yang como expresión de la Unidad, activa la una y pasiva la otra, masculina y femenina, expansiva y receptiva se combinan y armonizan en una danza vital. El arte juega con esa dualidad. La dureza y suavidad, la oscuridad “lido o lo etéreo, o luminosidad, lo agudo o supondrían un lenguaje c 3 bla a la psique canaliza