Sequia E Incendios Forestales

agosto 7, 2018 Desactivado Por admin

Una amenaza permanente Categoría de nivel principal o raíz: Noticias Escrito por NOTITARDE.

COM Cada año, en la temporada de sequía, un denso manto de humo provocado por incendios forestales cubre importantes áreas del territorio nacional, destruyendo nuestros suelos, la biodiversidad de los bosques (extinción de valiosas especies vegetales y animales), contaminando el aire que respiramos lo cual se traduce en diversas enfermedades como el asma, la bronquitis y dolencias oculares, el incremento del bióxido de carbono (C02) en a atmósfera lo que contribuye al efecto invernadero ( aumento de la temperatura en el planeta), lo cual genera serios cambios climáticos cuyos efectos ya los estamos padeciendo como los intensos y prolongados a uaceros o bien eríodos de sequías next pas cada vez más acentu OF4 para el país. Ni habla el c , área verde quemada_ Los incendios foresta permanente, en su siones económicas recuperación de un amenaza o se deben al descuido humano. Da dolor e impotencia observar como extensas áreas verdes desaparecen bajo las llamas.

Si el viento opla con furia, el fuego que alcanza varios metros de al Snipe to nextpage altura, avanza de manera incontrolable y a una velocidad vertiginosa destruyendo todo lo que consigue a su paso, sembrando desolación y tristeza donde antes había vida y el esplendor de nuestras riqueza naturales. Si no hay viento, los árboles se queman lentamente, y las llamas consumen la vegetación existente en la zona, dejando sin protección a los suelos. Según el director de Relaciones Interinstitucionales de la Federación Venezolana de Búsqueda y Rescate, Jacobo Vidarte, Carabobo en el primer estado en incendios forestales (Diario Carabobeño. Cuerpo D. 06-02-2011). De acuerdo a fuentes oficiales, hasta febrero de 2010, se habían quemado 5. 155 hectáreas de las 15 millones que comprenden áreas protegidas del país. Y uno se pregunta ¿Hacía dónde vamos? ?Qué espacios le vamos a dejar a las futuras generaciones? ¿Qué haremos cuándo se agoten las fuentes acuíferas? ¿Se cumplirá el pronóstico que en un futuro la guerra será por el vital líquido? ¿Queremos una Venezuela desértica? Sin duda alguna, es un panorama terrible de o que pudiera pasar en la tierra que habitamos. Las respuestas a esas inquietudes dependen de cada uno de nosotros y de la importancia que le demos a la preservación y cuido del ambiente. El domingo 6 de febrero pasado un incendio forestal afectó más de mil hectáreas de PAGL2 4 del ambiente. de mil hectáreas del parque San Esteban (Carabobo) y mantuvo una línea de fuego de 10 kilómetros.

La lucha contra las llamas por parte de los funcionarios del Instituto Nacional de Parques (Inparques) duró más de doce horas. En la época de sequía 009-2010, se registraron numerosos incendios forestales, que afectaron gravemente a nuestros parques nacionales como el Waraira Repano (Caracas), Henri Pittier (Aragua), Canaima (Gran Sabana-Bol(var), Parque San Esteban, Guatopo (Miranda), entre otros. Los incendios forestales opacan los verdes y hermosos paisajes de Carabobo y del país. Por eso todos debemos trabajar mancomunadamente y de manera sostenida para llevar a cabo medidas y acciones con anticipación, con el propósito de evitar o impedir que se siga produciendo la quema de nuestra iqueza forestal, así como minimizar sus consecuencias una vez declarados.

Debemos conformar un gran frente de voluntariados, de hombres y mujeres del sector gubernamental, laboral, vecinal, estudiantil y de todas las fuerzas vivas de la sociedad, debidamente entrenados, que junto a los funcionarios del Instituto Nacional de Parques (Inparques), de Protección Civil, del Ministerio del Ambiente y las Fuerzas Armadas, llevemos a cabo (Inparques), de Protección Civil, del Ministerio del Ambiente y las Fuerzas Armadas, llevemos a cabo la gran batalla para revenir estos eventos y suministrarle a la colectividad las herramientas básicas para fortalecer su capacidad de respuesta, ante los incendios forestales y pueda prestar su apoyo en las emergencias. Reitero: tomemos conciencia. Los incendios forestales nos perjudican a todos.

Es necesario prepararnos para la temporada de sequía y como ciudadanos de este país tenemos que estar claros que formamos parte de la prevención para no seguir destruyendo lo que la naturaleza nos brinda. iNo sigamos acabando con nuestro patrimonio ambiental!. Es fundamental romover la educación ambiental desde el preescolar, así como la participación activa y directa de las comunidades, a través de sus distintos tipos de organización: consejos comunales, mesas técnicas de agua, organizaciones agricolas, etc. , y la difusión de información sobre esta materia, para obtener resultados más significativos, permanentes y perdurables en los que se refiere al uso racional del fuego por parte de la población y la prevención de los incendios forestales. Hasta el próximo lunes. Qué Dios los bendiga a todos y todas. PAGL40F4