Tribus urbanas

Tribus urbanas gy leytoprinccss Ac•Ka6pp 2010 34 pagcs WESTERN HIGH SCHOOL ALUMNAALISSON POLETHE MCCLAIN POLHENZ MATERIA: TAKE A DESITION «METODOLOGIA DE LAS TRIBUS URBANAS» INTRODUCCION Desde hace un par de décadas ha surgido en nuestro país, una serie de cuestionamientos frente a distintas manifestaciones juveniles que han venido paulatinamente surgiendo y adquiriendo fuerza en nuestra sociedad.

Esta investigación trata sobre las denominadas «Tribus Urbanas» las cuales son agrupaciones ‘uveniles ue buscan crear y fortaleces los proces PACE 1 or3a originales y contestal ias Sv. ipe to Así las tribus urbanas prese ansiedades que atr expresiones represe do respuestas de la globalización. ización de tensiones temporánea. Estas o la cual produce la modernidad. Las expresiones han producido conflictos frente a la sociedad por lo que han sido objeto de cuestionamiento referente a la forma de expresión, denominándolas como fuentes de peligro y riesgo social.

Este grupo soclal ha nacido y crecldo como si estuvieran en un país nuevo, desconectado de las historia común de sus padres y abuelos , debido a las nuevas vía que la modernidad les proporciona , entre estos encontramos: internet, computadores, televisores. Elementos que los conectan rápidamente con el acontecer mundial. Este último elemento ha producido grandes diferencias entre los grupos y estos con el resto de la sociedad, entre algunos de los efect Swlpe to vlew nexr page efectos se presentan el sentido de pertenencia y construcción de espacios propios.

Lugares donde se produce la construcción simbólica de identidades, entre estos lugares se encuentran: plazas, parques y edificios públicos. En estos espacios las tribus resignifican y reordenan sus espacios, como le van otorgando un valor diferente al suelo. Este los congrega al crear un atmosfera istintiva en un territorio propio que refleja sus inquietudes y diferencias respecto del sistema en que viven. Estas agrupaciones son hoy en día denominadas como «Tribus Urbanas», y dentro ellas podemos encontrar; Punk, Metaleros, Rastas, Góticos, Hip Hoperos, etc.

Estas Tribus utilizan colores de vestmenta símiles entre ellos (predominantemente negro) edificando una suerte de muro extra corporal hacia los demás, mostrándose y ocultándose al mismo tiempo en un color muy asociado a lo oscuro, enigmático y por momentos depresivo. Esta situación se produce desde la diferencia de los estilos e cada Tribu, donde la música y la vestimenta juegan un rol fundamental en los procesos de diferenciación o más bien polarización y distanciamiento entre las «Tribus Oscuras» con los otros(sean estos punk o Hip Hoperos).

Es importante señalar que los jóvenes objetos de este análisis tienen una característica muy especial, pues no son jóvenes aislados comunes o corrientes, sino mas bien son agrupaciones con una determinada estética posible de observar e identificar por medio de sus vestimentas y gustos musicales lo que también ha facilitado el poder etiquetarlos como delincuent estimentas y gustos musicales lo que también ha facilitado el poder etiquetarlos como delincuentes o simplemente vagos debido a su poco interés por una posible integración al sistema y a su funcionalidad, nos referimos a una emergente noción de joven dentro de las nuevas Juventudes que existen en nuestro Pals. En el siguiente texto se ve reflejada una de las tantas alusiones que hacen diversos grupos de jóvenes asociados a una de estas culturas.

De este modo los jóvenes responden desde lo propio de la comunidad de hermanos, los que comparten un destino y una inalidad común, los efectos provocados por la «acción colectiva» uno de ellos es la «innovación cultural», es decir, la modificación de hábitos, gustos y normas. Otro importante medio de expresión que utilizan estos jóvenes para enfrentarse a la situación actual de nuestra sociedad es el modo en que se emplazan en la ciudad, otorgándole un tinte privado, reflexivo y contestatario en el modo en que la habitan ocupando el espacio con el fin de plasmar un mensaje, sintiéndose dueños de un trozo de ciudad, grabando asi «un grito» como una señal de la negación frente a la sociedad a la cual echazan y no quieren pertenecer El presente texto busca realizar un primer acercamiento al estudio de la subjetividad juvenil en la Ciudad de México desde el enfoque de las tribus urbanas.

Los resultados que aquí se presentan están basados en una investigación realizada por un equipo de estudiantes de la carrera de Comunicación de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, en el período de a Comunicación de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, en el periodo de agosto a noviembre de 2004 en torno a los grupos de jóvenes que concurren al Multiforo Cultural Alicia, bicado en la zona centro de esta ciudad. La metodología utilizada combinó el uso de la técnica de observación participante en sitio durante el período mencionado, la realización de entrevistas semi-estructuradas a doce jóvenes que asisten habitualmente al lugar y en el análisis de contenido de las letras de noventa y ocho canciones de seis discos de igual número de grupos musicales considerados como representativos del mismo.

A fin de contextualizar este trabajo se responde primero a la pregunta de por qué reallzar una investigación sobre este tema; n seguida se presenta una breve descripción de los principales conceptos teóricos del enfoque de las Tribus Urbanas o Tribus Juveniles. Posteriormente se realiza una descripción etnográfica de este grupo de jóvenes y del Multiforo Cultural Alicia, así como de los acontecimientos más representativos que ocurren en este espacio y que agrupan a este grupo de jóvenes en una tribu urbana. Finalmente, se expone, lo que a partir de la experiencia de campo y su posterior análisis, se considera que son los códigos en torno a los cuales se articula esta tribu urbana de la Ciudad de México.

Es a partir del análisis de este estudio de caso, que este trabajo pretende dar cuenta de cómo un grupo de jóvenes que se reúne en torno a un multiforo cultural construye un espacio de pertenencia y significación a través del consumo d un multiforo cultural construye un espacio de pertenencia y significación a través del consumo de determinados bienes y símbolos culturales, para formar lo que en otros estudios se ha dado en llamar una tribu urbana. ¿por qué realizar una investigación sobre las Tribus Urbanas en la Ciudad de México? Desde hace algunas décadas han surgido en nuestra ciudad rupos de jóvenes con características e intereses comunes que con el paso del tiempo se han ido transformando, primero fueron los tarzanes en los años 40, engominados que se reunían en billares; luego los rebeldes sin causa con chamarras de cuero y cadenas; después los flotas que tomaron la esquina y finalmente las bandas que hicieron lo mismo pero con una mayor violencia.

Y ahora, aparecen las tribus. Desde su aparición estas manifestaciones han sido catalogadas como situaciones problema que escapan al control normativo de la sociedad, por lo tanto, han sido objeto de cuestionamientos, omo formas de expresión juvenil, identificándolas, como fuente de peligro y riesgo para el orden social, con la utilización de rótulos como delincuentes, drogadictos, jóvenes pandilleros, apáticos, entre otras cosas. Estas miradas de la sociedad como señala Barbero (1998) no están centradas en la preocupación por las transformaciones y trastornos que la juventud está viviendo, sino más bien por su participación como agente de inseguridad.

Entonces, todas las obsesiones del mundo adulto con los jóvenes, de corte moralista principalmente, denotan la miopía y la hipocresía de la sociedad n que vivimos, q s OF corte moralista principalmente, denotan la miopía y la hipocresía de la sociedad en que vivimos, que no es capaz de darse cuenta que el problema no está tanto en los jóvenes, sino en la sociedad que se ha construido, por lo tanto son ellos los jóvenes- los que están reconstruyendo y creando nuevos modelos societales, nuevos valores y solidaridades, construyendo nuevas subjetividades. Quizás no tengan claro el o los caminos a seguir, pero hay algo allá afuera, ciertas intuiciones que hay que considerar. Ante este panorama surgen en México las corrientes – lamadas- alternativas de expresión, entre ellas el Multiforo Cultural Alicia, que desde 1 995 ha incentivado la generación de manifestaciones artísticas juveniles y alternativas que no tienen cabida en los circuitos comerciales ni en los programas culturales oficiales.

Estos reductos que brotan como una necesidad de expresión, aunque no han tenido toda la fuerza que podría esperarse o desearse, si han contribuido de alguna manera a la riqueza musical y cultural de nuestro país y han promovido el sano esparcimiento entre los jóvenes, al abrir espacios para expresiones alternas a las que promueven los medios masivos de omunicacion. La falta generalizada de información acerca de estas manifestaciones juveniles no ha permitido que se les de la importancia y el lugar que merecen. para ello, es necesario generar información al respecto, que más que estigmatizar, caricaturizar o ridiculizar a los diferentes grupos sociales, de cuenta de qué es lo que se esconde detrás de sus manifestaciones cult diferentes grupos sociales, de cuenta de qué es lo que se esconde detrás de sus manifestaciones culturales, cuál es su mensaje.

Conocer a nuestros jóvenes es de cierta forma conocer nuestro resente y darnos una idea de nuestro futuro. Como lo indican las estadísticas de población, México es un país en el que cada vez hay más jóvenes y si estos jóvenes no tienen un futuro claro y promisorio, el país no lo tendrá tampoco. ANTECEDENTES HISTORICOS Para comenzar, parece importante realizar una visión general de la realidad social a la que se ven enfrentados los jóvenes en nuestro país. Chile se ha visto sujeto a una amplia y significativa cantidad de cambios en su estética urbana, lo que a su vez como consecuencia a producido cambios en la forma de vivir e interactuar en este nuevo escenario.

Chile se encuentra, desde fines de la dictadura y comienzos de la democracia, en un fuerte proceso de Modernización, cuya base se establece en torno a la incorporación de nuevos sistemas economicos, situación que influye en la transformación de valores culturales, proporcionando asi una nueva faceta en la forma de expresión de la sociedad. En este caso en particular las tribus actúan por medio de mensajes que atacan y rechazan la modernidad, y por consecuente el proceso de globalización. Algunas de estas Tribus, como el del «Hip Hop», tiene sus inicios fundamentados en espacios y características históricas, que se ncuentran en la marginalidad, en la esquina del barrio, en la población o simplemente aplanando calles, como producto de una apropiaci en la población o simplemente aplanando calles, como producto de una apropiación simbólica de sus espacios.

Además de la búsqueda que hacen sus miembros de reencontrar y reconstruir la comunidad, para lograr la diferenciaclón con otros. Buscando realizar por un lado el fortalecimiento y creación de los lazos afectivos, rituales y costumbres de estas comunidades, además de un proceso de identificación y diferenciación social, utilizando omo medio la experiencia grupal. Tribus urbanas y mundo juvenil: breve aproximación conceptual A partir del surgimiento de la sociedad Industrial y, por consecuencia, de grandes urbes como en la que vivimos, surgieron también grupos de jóvenes con códigos y estilos particulares, los cuales en las últimas décadas han sido comúnmente denominados como Tribus Urbanas y han sido estudiados en varios países.

Algunas de las disciplinas que han estudiado lo juvenil desde este enfoque son la criminología, psicolog(a social, neuropsiquiatría, sociología, antropología, tología, semiótica y comunicacion, entre otras. A este respecto Ganter y Zarzuri (1999) se hacen el siguiente cuestionamiento ¿cómo reconstruyen la comunidad, las relaciones primarias y la identidad (entre otras cosas) los jóvenes que pertenecen o se nuclean alrededor de lo que se ha denominado tribus urbanas? Como comentan también los autores, la intuición que emerge como respuesta, resulta de una paradoja. La idea de la modernidad asimilada a la aldea gl que emerge como respuesta, resulta de una paradoja.

La idea de la modernidad asimilada a la aldea global, del predomino e una sola cultura, en el fondo, de una cultura hegemónica, encuentra su respuesta en la aparición de microculturas o microsociedades; de nuevas sociedades primitivas —en el sentido durkheimniano de elementales— que empiezan a emerger en las grandes ciudades alterando el mapa urbano —en lo que la escuela etnográfica de Chicago llamara las zonas intersticiales de la ciudad— y el orden metropolitano. En el fondo, lo que se intentaba destruir (la variedad cultural) acaba reconstruyéndose o recreándose en nuevas formas de culturas urbanas, en algunos casos contestatarias y resistentes a la cultura dominante. r otro lado, la relación entre juventud y cultura ha estado centrada principalmente en tres enfoques: el primero es de la Escuela de Chicago y parte del estudio de los grupos como subculturas juveniles; el segundo surge con el rock y estudia a la cultura juvenil asociada a la música, las industrias culturales y el consumo; y la tercera que parte del concepto de contracultura, la cual destaca la oposición de los jóvenes a la racionalidad de la sociedad moderna. Durante mucho tiempo se estereotipó la rebeldía de los jóvenes, calificándolos recurrentemente como apáticos, anémicos, arentes de inquietudes y proclives a la violencia. Contrario a esto, Zarzuri afirma que son los jóvenes los que actualmente están reconstruyendo y creando nuevos modelos societales, nuevos valores y solidaridades. Más aún, las prácticas juveniles creando nuevos modelos societales, nuevos valores y solidaridades.

Más aún, las prácticas juveniles no son valoradas por sí, sino que se relacionan directamente con indicadores de tipo económico y de consumo. Sin embargo, para comprenderlos dice Molina, es necesario estructurar a los jóvenes dentro de su realidad, valorando la creatividad de sus prácticas. Desafortunadamente, ni las políticas de gobierno ni las ciencias sociales aceptan al joven como un legítimo otro en la convivencia social, si éste no cumple con los roles que la sociedad le tiene previamente asignados. Entonces, si los jóvenes no tienen a su alcance los medios para expresarse y relacionarse con su entorno como desean, desarrollan una manera auténtica, un sentido comunitario de historicidad.

En su búsqueda muchos integran agrupaciones en las que se manifiestan fuertes redes solidarias a través de diversas actividades tanto lúdico-sociales, como político- culturales. Un espacio físico donde expresarse es lo primero que buscan, pues la pertenencia física y simbólica es lo que les permite identificarse y reconocerse como individuos. Además, la violencia tiene un carácter simbólico: destruir o atacar todo aquello que tiene un carácter institucional, aquello que es ajeno o que ha Sldo impuesto. Esta transformación en las relaciones sociales es la que Maffesoli (1990) define como neotribalismo emergente que hace que el sujeto salga de su encapsulamiento en la individualidad y diluya su experiencia cotidiana en la pertenencia a diferentes microgrupos o tribus. Las característica